Transporte: UTA y los empresarios acordaron condiciones

El pool empresario se comprometió a pagar los $340 que reclamaban los choferes. Además prometieron restituir el servicio de las líneas 9 y 15 bis. Tras varios días de negociaciones, chicanas y encuentros estériles, los sectores acordaron la tregua.
Cuando todo parecía conducir a un nuevo fracaso, finalmente los choferes nucleados en UTA y los empresarios del TPP de Santa Fe arribaron a un principio de acuerdo este mediodía. Reunidos en la sede del Ministerio de Trabajo, las partes discutieron hasta pasadas las 13 hs.

Según pudo saber Notife.com, los choferes aceptaron la propuesta formulada por el empresariado, quienes con aportes del Municipio, pagarán -retroactivo a septiembre y hasta febrero- los $340 mensuales acordados en la paritaria nacional.

La cifra se acordó "no remunerativa y bonificable", lo que implica el respeto por los años de antigüedad de los choferes al momento de la liquidación del adicional.

Por su parte, los empresarios se comprometen a continuar prestando los servicios de las líneas 9 y 15 bis, hasta que concluya el proceso de licitación anunciado la semana pasada por el intendente Barletta.

El acuerdo se selló este maediodía, luego de la extensa jornada de discusión de ayer, que culminó entrada la noche.

Antes del atardecer

Ayer a las 16 hs, los representantes de la Unión Tranviaria Automotor y de las empresas que tienen en sus manos las líneas de transporte urbano de pasajeros se reunieron en la sede del ministerio de Trabajo. En esa instancia, buscaban destrabar el conflicto que llevó a la ciudad a no tener por cinco días el servicio durante el pasado mes de octubre.

En total hermetismo, los representantes de ambas partes se retiraron del Ministerio sin dar declaraciones y manifestando que la negociación estaba trabada. El empresario Daniel Vidal, al ser consultado si el servicio está garantizado en tanto se arribe a un acuerdo, dijo tajantemente: “pregúntele a UTA”. Por su parte, Osvaldo Agrafogo, del gremio de los choferes, manifestó que era probable que la negociación retrocediera a foja cero.

En la sede del ministerio de Trabajo sólo quedaron representantes de ambas partes, pero no los principales exponentes.

Según fuentes cercanas a Notife.com, la negociación se trabó en esa instancia porque los empresarios proponían pagarle a los choferes los $340 no remunerativos hasta febrero y retroactivos al mes de septiembre. En tanto que la UTA, había rechazado ésto argumentando que a ese aumento había que incorporarle un monto proporcional a la antigüedad de cada trabajador.

Por su parte, las autoridades de la Municipalidad de Santa Fe elaboraron detalladamente la propuesta que acercaron a las partes. A raíz del reclamo salarial por parte de los trabajadores y del atraso en la llegada de los subsidios nacionales por parte de las firmas operadoras, el Ejecutivo local se haría cargo del déficit en la llegada de recursos.

“Lo que estamos discutiendo es sobre la diferencia entre lo que viene y lo que debería venir”, indicó en declaraciones radiales el secretario de Gobierno, José Corral.

En ese sentido, al ser consultado sobre los gastos que representaría dicha medida para las arcas estatales, el funcionario destacó que se avanzará al respecto ya que se apuesta a un rápido tratamiento y sanción por parte del Concejo de los nuevos pliegos para la licitación del servicio.

“Queremos garantizar esos recursos para hacer frente a las obligaciones y no afectar los servicios ni dejar de prestar recorridos”, resaltó el funcionario municipal.

A su turno el intendente de la ciudad, Ing. Mario Domingo Barletta, afirmó que “deberá tenerse presente que las medidas que se proponen a continuación serán de vigencia por un lapso transitorio de tiempo, es decir, hasta el mes de febrero de 2009 inclusive, o la (fecha de) aplicación del nuevo marco normativo para el Sistema de Transporte Público de Pasajeros, lo que ocurra antes”.

La oferta concreta del mandatario parte del “compromiso de pago por parte de las empresas prestatarias del servicio actuales, de los incrementos acordados en paritaria de trescientos cuarenta pesos ($340) como sumas fijas equivalentes a los montos de bolsillo que correspondan a cada trabajador, bonificables y no remunerativos”, para lo cual agrega en el párrafo siguiente que “el Departamento Ejecutivo Municipal promoverá la inmediata exención tributaria de las empresas prestatarias, del Derecho de Registro e Inspección Municipal" y agrega que “garantizará, a través de fondos propios o de cualquier otra fuente de financiamiento, un promedio mensual de subsidio a las empresas prestatarias de un millón quinientos cincuenta mil pesos ($1.550.000), monto superior en cien mil pesos ($ 100.000) a lo recibido en carácter de subsidios nacionales (SITAU + CCP) por el mes de septiembre de 2008, a partir del mes de octubre del corriente año”.

En el final de una nota que el mandatario remitió a la cartera Laboral se remarca “que la propuesta efectuada por el Municipio permitirá acercar las posiciones entre las partes enfrentadas en el conflicto aludido, y esperando que sepan comprender el esfuerzo de esta Municipalidad para lograr el acercamiento entre los sectores involucrados”.

De este modo se promueve una salida al conflicto con una clara intervención del Estado, generando una especie de “subsidio ante la falta de subsidios”, buscando evitar cualquier salida que signifique el aumento de la tarifa del boleto en el transporte público de pasajeros.

Comentá la nota