Transporte crítico

Los problemas en el transporte urbano de pasajeros en las grandes ciudades y en los pueblos funcionan con deficiencias unánimemente, pero por distintas razones.

A las dificultades de costo de mantenimiento y combustible en pequeñas ciudades como Cutral Co o Plaza Huincul, se suman problemas tarifarios y de uso. En general no son muchos los usuarios porque las distancias no son tan largas.

Al menos así podría describirse la situación, ya que obviamente la cantidad de usuarios en los grandes conglomerados urbanos es mucho mayor. Se suma también que Cutral Co tiene un promedio de 2,1 autos por familia, lo que implicaría que muy pocos tendrían necesidad de usar el servicio.

No obstante ello no es una verdad absoluta. Los principales usuarios del colectivo son los estudiantes, que utilizan el servicio al menos dos veces al día, en ocasiones muchas más.

No sólo adolescentes sino también muchos niños que asisten a la escuela primaria.

Ellos pagan 20 centavos por viaje en los horarios de boleto escolar, una cifra irrisoria por donde se la mire. Si ellos son los que más usan el servicio, es fácil creer que falta rentabilidad, aún cuando haya subsidio municipal.

El transporte, gracias a las tarifas o no, es deficiente en varios aspectos. Uno evidente es el estado de las unidades, salvo dos, las demás deberían dejar de funcionar.

Pero a este aspecto ya conocido podrían sumarse dos más: las continuas roturas en los colectivos dejan a numerosos pasajeros sin servicio y con incertidumbre. Además de fallar el aspecto mecánico también falla la comunicación. Debería crearse un número de contacto por el cual los usuarios se comuniquen con El Petróleo para saber si el servicio funciona o no. La implementación podría ser engorrosa, pero en definitiva se trata de una cantidad limitada de usuarios, no de millones de personas.

La segunda tiene que ver con las frecuencias. Si bien hubo mejoras importantes con el cambio de los recorridos que ayudaron a la eficiencia en el servicio, todavía queda pendiente de resolución el problema de la superpoblación de los colectivos en los horarios pico.

Principalmente al mediodía las unidades, de por si precarias, trasladan a una cantidad peligrosa de pasajeros. Por vivirla todos los días, la situación se naturalizó pero resolver ese inconveniente podría prevenir una tragedia.

Todo el sistema será analizado en las próximas semanas en el Concejo Deliberante.

Comentá la nota