El transporte de cargas no soporta más la crisis

La actividad trabaja a pérdida y con alto nivel de endeudamiento. Los transportistas dicen que las tarifas son bajas y que los costos no paran de subir. Quejas contra la cámara que los agrupa.
El 8 de julio pasado protagonizaron una singular protesta en una de las avenidas que bordean el parque 9 de julio, frente a un hotel. Allí, se esperaba la llegada de la presidenta Cristina Kirchner para participar al día siguiente de los actos por el 9 de Julio. Los transportistas de cargas por camiones autoconvocados de Tucumán reclamaban por medidas para que el sector recupere rentabilidad, por ser víctimas de un sistema de tarifas planas y de costos operativos y fiscales en alza. Finalmente, el Gobierno provincial intercedió con promesas y logró que la movilización se desactivara antes de la llegada de la comitiva presidencial. Hoy, cuatro meses después de aquel episodio, la crisis del sector ingresó en una etapa terminal, según aseguran los propietarios de vehículos pesados.

"Trabajamos a pérdida, porque las tarifas están cada vez más bajas, hay poco trabajo, y el gasoil, que se ubica en $ 3,05 el litro, no deja de subir", reseñó a LA GACETA el transportista Benito Fernández. Este empresario, junto a sus pares Daniel Triviño, Daniel Banegas, Sergio Salinas, Edmundo Melián y Luis Miglio, visitaron nuestro diario para anunciar que mañana se llevará a cabo una asamblea del sector, a las 18, en la intersección de las rutas 306 y 9.

Los autoconvocados manifestaron su repudio a la actual gestión de la Asociación de Transportistas de Cargas de Tucumán (ATCT), que preside Luis Morales, quien a su vez encabeza la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), la entidad que agrupa a todas las cámaras argentinas del sector. "Morales está entregado al poder nacional y no hace nada por nosotros, que estamos altamente endeudados y con un panorama sombrío", remarcó Fernández. Los transportistas señalaron que la ATCT les obstaculiza la participación en la central empresaria, y que sólo los habilita a asociarse sin voz ni voto. En esta línea, precisaron que la institución adelantó las elecciones para renovar cargos a junio del año próximo justamente para evitar que los posibles nuevos asociados tengan la posibilidad de participar del acto comicial.

"Estamos todos fundidos, y la conducción de la ATCT no tomó ninguna medida para ayudarnos a afrontar esta crisis. Estamos desamparados, porque nuestros supuestos representantes están estrechamente vinculados con el Gobierno nacional y con el sindicato que encabeza Pablo Moyano", destacó Melián.

Los transportistas adelantaron que en la asamblea de mañana escucharán todos los reclamos de los propietarios de camiones. "De allí saldrá seguramente alguna medida de protesta para exigir salidas a la crisis", añadió Meliàn.

Comentá la nota