El transporte de carga quedó paralizado.

El titular de la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC), Rubén Agugliaro, indicó ayer que la actividad en ese sector disminuyó entre un 50 y 60 por ciento en diciembre último respecto a igual mes de 2007, y sostuvo que la tendencia negativa se acentuó al comienzo de 2009.
“En diciembre, con respecto al mismo mes del año anterior (2007), en ese momento habíamos trabajado a full, no alcanzaban los camiones para todos los viajes que había que hacer. Ya estaba un 30 por ciento menos (la actividad del sector) y en 2009 todo empezó a ir mal”, destacó.

Agugliaro afirmó que el transporte de carga, en general, está parado, hay muy poco movimiento en puerto, entran unos mil camiones, no entran barcos.

El dirigente también precisó que las paritarias del sector comenzarán el próximo mes y expresó dudas por las condiciones salariales que podrían discutirse en la actual situación de freno de la actividad.

Al ser consultado sobre si cree que el sindicato de camioneros, liderado por Pablo Moyano, tendrá una actitud de comprensión en la negociación salarial, dijo que “no se trata de comprensión, sino de realidad”.

“Si una empresa se está fundiendo, créame que la gente que trabaja comprende la situación y aguanta. Tengo gente trabajando conmigo desde hace 25 años, ven la situación y están preocupados. En la mayoría de los casos es así”, comentó.

Comentá la nota