“No hay transparencia”

Asegura que el Gobierno “creó sus propias normas para no cumplir la ley” y que no renegocia contratos para mantener la discrecionalidad.
El defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, es crítico de la política de servicios públicos del Gobierno. El viernes reclamó una medida cautelar para frenar el aumento de las tarifas eléctricas y, en diálogo con Crítica de la Argentina, definió que “el Gobierno crea sus propias normas para no cumplir con la ley”.

–¿Por qué el Gobierno incumple su promesa de bajar los subsidios al transporte?

–En 2008 justificó los aumentos bajo esa promesa y finalmente los subsidios no bajaron. Este año dijo lo mismo. Hasta copió los fundamentos del año pasado en la resolución. El argumento es falaz. No quieren renegociar los contratos porque no quieren perder la discrecionalidad con la que manejan los subsidios.

–¿Por qué?

–El día que transparenten los costos perderán el manejo de una parte importante de esos fondos. No se entiende que la Ciudad de Buenos Aires no pueda manejar su transporte como lo hace cualquier ciudad del país. Habría que preguntarse por qué hace seis años que no se mueve ni un papel para renegociar los contratos de transporte.

–¿Se trata de un manejo político para controlar el dinero y los eventuales excedentes?

–En algunos casos el Estado se subsidia a sí mismo. El Estado asumió la administración del Belgrano Cargas y del Roca a través de una unidad operativa. Los subsidios en este caso fueron para el propio Estado. Está claro que estamos frente a una política de gobierno. No hay datos ni auditorias que expliquen cómo gastan los empresarios el gasoil que reciben a precio preferencial, por ejemplo.

–¿Los empresarios del sector son beneficiarios de ese manejo?

–Si bien el Gobierno tiene de rehén a los empresarios del transporte, a veces estos aceptan condiciones lamentables. Son los mismos empresarios que dicen que en la Argentina no hay seguridad jurídica. Después uno ve que en algunas provincias aparecen empresas del Gran Buenos Aires o de la Capital comprando empresas provinciales. Empresas que en 2003 estaban en concurso de acreedores ahora van concentrando los servicios en las provincias.

–¿Cómo se modifica eso?

–Con la ley, con la norma, con audiencias públicas. El Gobierno ha creado sus propias normas para no cumplir con la ley. La característica es la no transparencia. Se han ido encerrando cada vez más en esa actitud. Algún día la falacia se termina. La Presidenta dijo el otro día: “Consuman porque si no, pierden el trabajo”. Ahora, si la gente consume electricidad, la sancionan, como ocurre con el aumento de la tarifa eléctrica. Ellos dicen que solo alcanza a los adinerados. ¿Acaso hay nuevos ricos en los últimos dos meses? Con perdón de Gabriel García Márquez, estamos en Macondo.

Comentá la nota