Transparencia y celeridad pueden ir de la mano

Consejeros defienden la marcha del CAM.
Celeridad y transparencia. Estos son los valores que los miembros del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) consideran que les han permitido terminar con la fase reglamentaria del nuevo órgano. Ahora, a partir del miércoles, podrán convocar los dos primeros concursos, que posibilitarán la cobertura de seis cargos vacantes en el Poder Judicial.

Marcelo Fajre, consejero suplente por los abogados de la capital, se pronunció con firmeza. "Para nuestro estamento se ha cerrado una etapa de lucha llevada adelante por los letrados de la provincia con el fin de lograr un mecanismo que asegurara que la idoneidad y la capacidad fueron lo fundamental en la selección de los futuros jueces", esgrimió.

Esteban Jerez, representante de los legisladores de la oposición, reflexionó así: "si se demoraba la aprobación del reglamento o si las discusiones se prolongaban hasta enero o febrero, esto hubiera perdido seriedad. Se trabajó mucho y bien, con transparencia; incluso, el tema presupuestario. Hay gente que está expectante y que valora muchísimo esto. Esto se advierte en que entidades intermedias han pegado afiches en apoyo del CAM, al que llaman a protegerlo (ver foto)".

Augusto Avila, consejero suplente por los magistrado, coincidió. "El debate fue maduro, democrático y transparente, debido a la publicidad de las sesiones. Nada se dijo debajo de la mesa. Como ya tenemos un reglamento, con la mayor brevedad, podremos comenzar con el proceso de cobertura de los cargos mediante concursos. Estos, no sólo en el Poder Judicial, sino en tanto método para la cobertura de cargos en funciones públicas, siempre constituyen un paso adelante. Actualmente, la situación en varios fueros es desesperante a raíz de una mora judicial casi al nivel de lo intolerable", argumentó.

La legisladora oficialista Carolina Vargas Aignasse también expresó su satisfacción. "Como ya tenemos pautas claras para el funcionamiento del CAM y sobre el proceso de selección, podremos establecer un cronograma para la cobertura de las vacantes en 2010. Es una experiencia absolutamente positiva, que nos ha permitido el intercambio de opiniones de manera democrática. Auguro que las decisiones que son adoptadas así tienen un buen futuro: como hubo consenso sobre lo que se escribió en el reglamento, esto posibilitará que la interpretación de las disposiciones sea más fácil de hacer cuando los concursos estén en marcha", dijo.

Comentá la nota