Transparencia en Campana:

Una deuda y una oportunidad
El cambio en la composición del Concejo Deliberante de Campana otorga por primera vez en mucho tiempo más representación a la oposición que al oficialismo. Sin embargo, la oposición está dividida en cinco bloques, dejando al Frente para la Victoria y a Primero Campana con igual cantidad de representantes. De este modo ningún bloque individual puede imponer su mayoría, lo que hará necesaria la búsqueda de consensos entre las distintas fuerzas. Este hecho sin duda enriquecerá el debate, estimulando la discusión y promoviendo la necesidad de acuerdos. En el caso de Primero Campana (primera fuerza de oposición) se abre la oportunidad de implementar muchas de sus propuestas, en la medida que sea efectiva para lograr consensos con los otros bloques. En tal sentido, entre las propuestas de ACPC, encontramos el Programa de Discrecionalidad Cero en convenio con la Fundación Poder Ciudadano (miembro de Transparency International). Al respecto, en reiteradas ocasiones hemos manifestado el amplio déficit en materia de acceso a la información y transparencia en general que caracteriza a nuestro municipio, aspecto que ha sido destacado en varias oportunidades por organismos especializados. En el frustrado diálogo político hemos manifestado nuestra preocupación por este tema, destacando las numerosas herramientas disponibles para transparentar los actos de gobierno. En este contexto, el Programa de Discrecionalidad Cero debería ser de interés del Ejecutivo y de todos los bloques y consideramos que se puede avanzar en concreto con su implementación. En breve, esta iniciativa tiene como objetivo principal comprometer a gobernadores, intendentes, concejos deliberantes, consejos escolares, en el desarrollo de acciones y políticas tendientes a la transparencia de la gestión pública y a la promoción de la participación ciudadana. El Programa fomenta la utilización de herramientas como: audiencias públicas, pactos de integridad, leyes u ordenanzas de acceso a la información, procedimiento de elaboración participativa de normas, publicidad de audiencias de gestión de intereses, régimen de declaración jurada patrimonial, creación de oficinas anticorrupción, defensoría del pueblo, entre otros. En resumen, el Programa de Discrecionalidad Cero provee de un marco para numerosas iniciativas de transparencia y participación ciudadana; representando una oportunidad para demostrar la madurez de todas las fuerzas políticas locales para lograr consensos básicos. Por este motivo esperamos que todas las demás fuerzas se sumen a esta iniciativa, se avance en la firma del acta con Poder Ciudadano y luego nos pongamos a trabajar desde el Concejo y el Municipio en una serie de herramientas que permitan generar "ciudadanía" acercando la política al vecino.

Comentá la nota