Ley de tránsito a la santafesina

Se exigirá tener 21 años para obtener licencias de conducir en algunas categorías, habrá carné por puntos, será obligación vender los cascos juntos con las motos y se establecen penalidades
En los últimos años los accidentes de tránsito se transformaron en una verdadera pandemia en la República Argentina y la provincia no escapa a esa realidad. En tal sentido, el gobernador Hermes Binner envió ayer a la Legislatura el proyecto de ley por el cual Santa Fe adhiere a la nueva Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial Nº 26.363, proyecto en el que "se incluyen algunas innovaciones propias a fin de adecuar el ordenamiento legal" santafesino a la "nueva dinámica regional y nacional en materia de seguridad vial".

Es de recordar que la provincia ya había adherido a la ley nacional de tránsito mediante la norma provincial Nº 11.583, promulgada en 1998. Luego, el 29 de abril de 2008 se promulgó la ley nacional 26.363 que modifica la ley 24.449. Al respecto, el proyecto ingresado a la Legislatura tiene como objetivo adherir a dichas modificaciones, donde la provincia busca "atender las demandas de municipios y comunas" para que cuenten "con un texto legal que regule la materia en forma integral".

Una de las innovaciones más importantes establecidas por la administración de Hermes Binner se centra en las licencias de conducir. En cuanto a los avances que introduce Santa Fe a la norma federal, se encuentra la creación de un sistema provincial único de licencias de conducir, que pretende complementar y superar los estándares y requisitos mínimos de exigencia establecidos en la actual ley nacional Nº 26.363.

Se establece, asimismo, una licencia de conducir única y uniforme en todo el territorio santafesino. También dispone como requisito que –además de la aprobar los exámenes psicofísicos, teóricos y prácticos– se tendrá en cuenta la existencia de antecedentes por infracciones y, según lo establezca la reglamentación, se deberá asistir a un curso teórico-práctico de educación y formación vial.

Por otra parte, se impone la obligación de consultar el registro provincial y nacional de antecedentes de tránsito previamente a otorgar la licencia de conducir a los solicitantes. A su vez, el proyecto de ley prevé implementar el sistema de puntos para el otorgamiento y caducidad de la vigencia de la licencia de conducir.

Para la subsecretaria de Seguridad Vial de la provincia, Hebe Marcogliese, no es conveniente denominar "scoring" al sistema de licencias por puntos, porque "pareciera que se trata de una competencia, cuando en realidad el objetivo es concientizar sobre las responsabilidades viales".

Aportes propios

Otro aporte importante que se realiza en el proyecto enviado a la Legislatura es la creación de la Justicia Administrativa Provincial de Faltas de Tránsito y Seguridad Vial que, como nueva instancia administrativa del Estado, tendrá la finalidad de atender en todas las causas generadas por el labrado de actas por infracciones de tránsito ocurridas en rutas y caminos provinciales y nacionales, "aportando celeridad e inmediatez a los procedimientos".

El proyecto también fija que la edad mínima para la conducción de vehículos en la vía pública sea mayor a la dispuesta en la ley nacional, con el criterio de que los jóvenes son el grupo de mayor vulnerabilidad, y recordando que para los menores de 30 años la principal causa de muerte son los accidentes de tránsito. Así, se fija en 21 años la edad mínima para obtener la licencia de las clases C, D y E, y 18 años para las restantes clases.

Dado que los motociclistas son un grupo de riesgo en la circulación vehicular, se establece que es obligatorio para el concesionario o vendedor de rodados la venta conjunta del casco, dada la importancia que este elemento de seguridad tiene al prevenir la muerte o lesiones serias en la cabeza en caso de una colisión. Este último punto deberá ser fiscalizado por los municipios y comunas que adhieran a la nueva normativa.

Comentá la nota