Transitar por las veredas céntricas hoy es una odisea

Los peatones deben transitar por espacios en los que sólo entra una persona, se ven obligados a saltar escombros, tienen que detenerse para esperar que pase la persona que viene de frente y hasta caminar sobre el cordón o por la orilla de la calle. Todo eso porque las veredas están sitiadas, ya sea con cintas de peligro, redes plásticas, rejas de hierro o paredes de cartón prensado o chapa.
Los motivos son distintos, en algunos casos se debe a la construcción de edificios privados y en otros, a que están realizando obras de servicios, que en futuro se transformarán en un beneficio para la comunidad, pero que actualmente obligan a los peatones a hacer malabares y caminar de costado para transitar. Un recorrido de DIARIO DE CUYO por las veredas del radio céntrico comprendidas entre las calles Laprida, Córdoba, Catamarca y Rioja, comprobó que hay 11 en las que los pozos, escombros y paredes improvisadas complican el tránsito de los peatones.

Comentá la nota