Transitar por la Autovía 2 hacia Capital Federal, un verdadero infierno!!!!

Un verdadero infierno se convirtió para aquellos turistas que se habían llegado a la Costa Atlántica y decidieron retornar por la Autovía 2: en Lezama, sin cortar la ruta, los vecinos se manifiestan a costado de la ruta. Lo mismo sucede en El Pato, Berazategui, donde sus habitantes rechazan la instalación de un basural.
Pasadas las 16, por el peaje de Samborombón circulaban unos 2.200 autos por hora y las previsiones indicaban que, a partir de las 18, la cifra superaba los 3.000. La otra protesta es en la localidad de El Pato, partido de Berazategui - donde la Autovía 2 se vincula con la autopista La Plata-Buenos Aires -. Allí, un grupo de vecinos expresaba su rechazo al costado de la ruta contra la instalación de un basural, pero no bloqueaban el paso.

Gabriela Blanco, integrante de la organización de Vecinos Autoconvocados de Lezama, explicó que la idea es sólo "una panfleteada a la orilla de la ruta". Y que se busca "permitir el libre tránsito de los turistas que regresen de la costa". Agregó que los turistas "obviamente, van a tener que pasar a la velocidad establecida, que es lo que nunca se respeta".

Es que, como la ruta 2 atraviesa el casco urbano de Lezama, los automovilistas deben circular a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora. Pero como los manifestantes están al costado de la ruta entregando panfletos, el tránsito en la zona es más lento que lo habitual.

"Cortar el tránsito no es nuestra intención y es, una vez más, una muestra de que seguimos creyendo en el diálogo, porque el día jueves nos va a recibir el gobernador (Daniel) Scioli después de dos años y medio de pedir audiencia", manifestó Blanco.

En ese sentido, afirmó que "la gente de Lezama jamás hubiera querido hacer esto a la vera de la ruta", pero advirtió que "durante cuatro años fuimos a golpear las puertas que correspondían, que era la Legislatura provincial, donde nuestro proyecto de ley cuenta con media sanción de Diputados y media sanción de Senadores".

Pero el trámite parlamentario "a partir de diciembre del año pasado duerme en un cajón, y no sabemos bien por qué", dijo, ya que cuando la cámara alta provincial le efectuó una "pequeña reforma", debió volver a la instancia anterior que hasta ahora no ha superado.

Blanco explicó que el reclamo de Lezama "no es un pedido de autonomía, es un pedido de restitución histórica", ya que hace 115 años "fue anexada injustamente por el partido de Chascomús", luego de un conflicto entre este distrito y el de Viedma, al que pertenecía la localidad.

Comentá la nota