El transformador ya está en marcha y se frenan los cortes

Transener lo puso en funcionamiento anoche y respondió sin fallas. Aportará el 25% de la energía que consume la provincia. Sería el final de una crisis que duró 18 días y provocó apagones de 6 horas
Fi­nal­men­te, el trans­for­ma­dor de la es­ta­ción Mal­vi­nas Ar­gen­ti­nas fue pues­to en mar­cha ano­che a las 20.30 y co­men­zó a apor­tar la ener­gía que Cór­do­ba ne­ce­si­ta pa­ra sa­lir de

la cri­sis que ge­ne­ró cor­tes de luz de has­ta seis ho­ras en los úl­ti­mos 18 días.

Luis Crip­pa, je­fe del área de Ges­tión de Man­te­ni­mien­to de la em­pre­sa Tran­se­ner, le con­fir­mó ano­che a PUN­TAL que el trans­for­ma­dor que fue tras­la­da­do des­de Arro­yo Ca­bral co­men­zó a fun­cio­nar nor­mal­men­te ano­che y que ya es­ta­ba in­ter­co­nec­ta­do al sis­te­ma na­cio­nal. Con ese equi­po, que cues­ta 5 mi­llo­nes de dó­la­res, se re­du­ce la ten­sión que lle­ga a Cór­do­ba des­de los 500 mil vol­tios a los 132 mil. Sin esa con­ver­sión, la ener­gía pa­sa­ba por la pro­vin­cia pe­ro no po­día ser dis­tri­bui­da en la red do­mi­ci­lia­ria.

La es­ta­ción de Mal­vi­nas Ar­gen­ti­nas, ubi­ca­da en Mon­te Cris­to, re­pre­sen­ta el 25 por cien­to del con­su­mo de to­da Cór­do­ba. Cuan­do el trans­for­ma­dor que Tran­se­ner com­pró en Ucra­nia en 1996 que­dó fue­ra de ser­vi­cio, Epec no tu­vo otra al­ter­na­ti­va que cor­tar el ser­vi­cio to­dos los días y en ple­na ho­ra de ca­lor a los usua­rios. Al prin­ci­pio, fue­ron apa­go­nes ro­ta­ti­vos pe­ro des­de la se­gun­da se­ma­na se es­ta­ble­ció un cro­no­gra­ma fi­jo pa­ra evi­tar­le a la gen­te más tras­tor­nos.

"Es­pe­ra­mos que la si­tua­ción se nor­ma­li­ce en las pró­xi­mas ho­ras", ma­ni­fes­tó ano­che Crip­pa, no­to­ria­men­te sa­tis­fe­cho por­que el trans­for­ma­dor es­ta­ba fun­cio­nan­do co­rrec­ta­men­te.

El equi­po que se ins­ta­ló y que ya apor­ta ener­gía es de fa­bri­ca­ción na­cio­nal.

Pla­zo cum­pli­do

Si el ser­vi­cio se res­ta­ble­ce con nor­ma­li­dad hoy, la em­pre­sa Tran­se­ner no só­lo ha­brá cum­pli­do con el pla­zo má­xi­mo que le fi­jó la Pro­vin­cia si­no que, in­clu­so, ha­brá su­pe­ra­do las ex­pec­ta­ti­vas.

La se­ma­na pa­sa­da, cuan­do el mal­hu­mor de los usua­rios ha­bía al­can­za­do su pun­to cúl­mi­ne, el go­ber­na­dor Juan Schia­ret­ti sa­lió a dar­le un ul­ti­má­tum a la em­pre­sa Tran­se­ner, la en­car­ga­da del trans­por­te de la ener­gía de al­ta ten­sión en to­da la Ar­gen­ti­na, pa­ra que apu­ra­ra los pla­zos que ha­bía es­ta­ble­ci­do.

Ori­gi­nal­men­te, la fir­ma ha­bía de­ter­mi­na­do que el trans­for­ma­dor iba a es­tar en fun­cio­na­mien­to en­tre el 15 y el 18 de fe­bre­ro. Es de­cir, la cri­sis iba a du­rar más de un mes. Se­gún Schia­ret­ti, un pla­zo de 10 días des­de la lle­ga­da del trans­for­ma­dor a Mon­te Cris­to era más que su­fi­cien­te pa­ra su­pe­rar la cri­sis y des­te­rrar los cor­tes de una vez por to­das.

Al fi­nal, Tran­se­ner le dio la ra­zón, a pe­sar de que ha­bía di­cho que no era pru­den­te ade­lan­tar los tiem­pos. Pa­ra lle­gar con el pla­zo fi­ja­do por la Pro­vin­cia, la em­pre­sa pu­so a 40 per­so­nas a tra­ba­jar en la ins­ta­la­ción del cos­to­so equi­po. El fin de se­ma­na, PUN­TAL es­tu­vo en Mon­te Cris­to para pre­sen­ciar los tra­ba­jos que se ha­cían du­ran­te las 24 ho­ras pa­ra ter­mi­nar con la cri­sis los más rá­pi­do po­si­ble.

De to­das ma­ne­ras, aun cuan­do no ha­ya más apa­go­nes, el Go­bier­no pro­vin­cial ade­lan­tó que le ini­cia­rá jui­cio a Tran­se­ner por los 18 días en que el ser­vi­cio es­tu­vo re­sen­ti­do. Ade­más, las mul­tas que se le co­bra­rán a la em­pre­sa se­rán re­par­ti­das en­tre los usua­rios en for­ma de des­cuen­tos en las fac­tu­ras.

Ayer, en el que ha­bría si­do el úl­ti­mo día de cor­tes de luz, Epec in­for­mó que só­lo tu­vo que apli­car el 50 por cien­to de los cor­tes anun­cia­dos.

Si bien es una ba­ja im­por­tan­te con res­pec­to al cro­no­gra­ma di­fun­di­do pa­ra es­ta se­ma­na, las in­te­rrup­cio­nes de ayer sig­ni­fi­ca­ron un in­cre­men­to con res­pec­to al lu­nes, cuan­do só­lo se im­ple­men­tó el 30 por cien­to de las in­te­rrup­cio­nes pre­vis­tas.

Hoy, si to­do fun­cio­na nor­mal­men­te, Cór­do­ba de­be­ría te­ner luz las 24 ho­ras, aun­que el ca­lor aprie­te.

Comentá la nota