Transfieren el control de los radares del Nea

El control gubernamental de la aviación comercial, incluido el proceso de radarización, pasó del Ministerio de Defensa, a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), dependiente de la Secretaría de Transporte del Ministerio de Infraestructura y Planificación Federal.

(Momarandú). Con la firma del acta de transferencia culminó la primera etapa del proceso de desmilitarización de la autoridad aerocomercial puesto en marcha por el Poder.

Este paso sitúa a la Argentina en condiciones como las que rigen en la abrumadora mayoría de los países y permite además a la Fuerza Aérea centrar su actividad en el aspecto militar de la defensa nacional en el marco aéreo, subrayó un comunicado.

El proceso de transferencia fue supervisado por la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI), que depende de la ONU y es el máximo organismo mundial en la materia, cita el texto que reproduce Regionnortegrande.com.ar.La transferencia se concretó a pocas semanas de que la Administración Federal de la Aviación de los Estados Unidos ratificara a la Argentina el máximo nivel (categoría 1) en materia de seguridad operacional aérea en su espacio.

Todavía antes de que comenzara el proceso de traspaso, el Ministerio de Defensa había puesto en marcha un convenio con la empresa estatal INVAP para la fabricación de 11 radares de control de vuelos. Seis de esos radares ya están instalados para los aeropuertos de Neuquén, Bariloche, Ezeiza, taller aéreo de Quilmes, Santa Rosa y Córdoba, mientras que los siguientes serán destinados a Bahía Blanca, San Luis, Tucumán, Salta y La Rioja.

También se habilitaron nuevas consolas y pantallas en los Centros de Control de Vuelo (ACC, según las siglas en inglés) de los aeropuertos de Ezeiza y Córdoba. También el Centro de Instrucción, Perfeccionamiento y Experimentación de Controladores Aéreos (CIPE) pasó a tener un director civil y firmó convenios con las universidades nacionales de Buenos Aires y San Martín para el perfeccionamiento de los mismos en materias técnicas e idioma inglés.

En adelante, el seguimiento del convenio con INVAP, el CIPE y la totalidad del personal civil y militar (unas 4 mil personas) que se desempeñaban en el CRA pasaron a en jurisdicción de la ANAC. Los militares involucrados estarán en comisión hasta el 1 de julio de 2010, mientras se establecen las normas laborales en cuyo marco podrán optar por su plena incorporación en calidad de civiles a la ANAC.

Comentá la nota