La transferencia de fondos desde Nación creció 16,7% la coparticipación para Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones

Las transferencias automáticas de recursos nacionales durante la primera quincena de julio para la región que incluye a Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones crecieron un 16,7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2008. Chaco y Salta se encuentran entre las provincias que lideran el registro que más fondos recibió.
Los fondos que el gobierno nacional trasfirió a las provincias ascendió a 2.205 millones de pesos, monto que significa según la consultora Economía y Regiones un incremento del 13.8% respecto a igual período de 2008, cuando el gobierno central envió $268 millones adicionales.

Incrementos

La distribución de la coparticipación del gobierno nacional a las regiones conforme la lista de esta consultor especializada ubica al Nea, que encierra a Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones, como a la que más se le incrementaron las transferencias: puntualmente un 16.7%.

El porcentual es ampliamente superora superior a la mínima que registró la región pampeana, para la que el envío de fondos se incrementó en un 7.2%. A nivel provincial, las mayores variaciones se registraron en Chaco y Salta, ambas un 17.1%, en tanto que CABA 6% y Buenos Aires 7.3% fueron las provincias menos beneficiadas.

Más dinero fresco

Según el estudio privado las trasferencias del gobierno nacional a las provincias podrían ascender al finalizar julio a $6.042 millones, lo que representaría un incremento del 2.7% en términos interanuales, unos $157 millones adicionales.

Sin embargo, el crecimiento efectivo sería superior incorporando las transferencias del FFS, las cuales ascenderían a $463 millones de acuerdo a nuestras proyecciones. De esta manera las transferencias se ubicarían en $6.505 millones, observando un crecimiento interanual del 10.5%.

Meta mensual

Aunque ni siquiera con los ingresos del FFS se alcanzaría a cumplir la meta mensual de transferencias presupuestada por el Gobierno Nacional en $6.638 millones, de modo que las provincias dejarían de recibir unos $133 millones respecto a lo previsto al momento de elaborar sus previsiones de gastos anuales.

Comentá la nota