Tranportistas se niegan a devolver las diferencias por kilómetros no recorridos

La devolución de los montos que surgen por las diferencias entre los kilómetros que según las transportistas, hacían, y los que kilómetros que realmente recorrían según una última medición, ende a complicarse.
Fuentes involucradas en la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA), confirmaron a Nuevo Diario que existen empresas transportistas que se niegan a devolver los montos y que, inclusive, no quieren facturar ante la SAETA según las nuevas mediciones.

Los desacuerdos entre las partes implicarían en principio que la concesionaria recurra a la Justicia para resolver estas diferencias, lo cual podría derivar en el inicio de un juicio por enriquecimiento sin causa en contra de aquellos empresarios que se niegan a devolver las diferencias.

Sin embargo, la posibilidad de presentar pruebas que especifiquen cuantos kilómetros se recorrieron de más también podría implicar un problema para la SAETA dado que, según se pudo saber, las longitudes recorridas en relación a los pagos realizados "solo se pueden reconstruir con exactitud desde diciembre de 2007".

Las fuentes indicaron que entre los argumentos presentados por la mayoría de las empresas para no facturar según las nuevas mediciones realizadas por la empresa Rotondo, se encuentra que las longitudes tendrían que haber sido observadas por la SAETA 30 días después de la firma de los contrato. Para las empresas transportistas, este tiempo "ya pasó", dijeron las fuentes al reiterar que frente a las diferencias entre las partes, se podría buscar la mediación de la Justicia, o realizar nuevas mediciones en las cuales se busque la participación de veedores de diferentes sectores.

Antes de su salida de SAETA, el ex gerente de la entidad, Gastón Moreno, dispuso realizar un control sobre los recorridos de la empresa.

Allí se detectó que se había pagado a las transportistas por kilómetros que (según las nuevas mediciones), nunca se habían recorrido.

Un primer borrador hablaba de 13 millones de pesos de más pagados desde la creación de la SAETA (en 2005), hasta el presente.

El presidente de la SAETA, Reinaldo García Gambetta, dijo que las diferencias son "mínimas" y se presumía, se debían a un error técnico. De un extremo a otro, lo único que se tiene en claro es que a las empresas se les pagó de más, por lo cual, según el gobernador Juan Manuel Urtubey, estas tendrían que devolver las diferencias detectadas.

Comentá la nota