Las trampas del Estado

El titular de la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram), Claudio Leoni, denunció precariedad laboral en comunas y municipios de la provincia, y estimó que hay 9.000 empleados en condiciones irregulares. "Se trata de un fraude laboral en la contratación por parte del Estado. Si fueran contratados harían aportes previsionales, a la caja de jubilaciones y hasta tendrían seguros", advirtió el sindicalista.
En este sentido, el secretario general de la Federación que nuclea a todos los sindicatos de empleados municipales de la provincia expresó que los trabajadores que no son parte de la planta permanente de las intendencias santafesinas responden a un modo de contratación que no es legal ni legítimo.

"Se trata de fórmulas para evadir las responsabilidades de las patronales. Son muchos los que están en condiciones infrahumanas de trabajo. La mayoría está enmarcado en las figuras de pasantes o monotributistas pero hemos detectado hasta pago en vale de mercadería y personas que perciben 50 pesos por semana", denunció Leoni.

La situación de los trabajadores con contratos temporarios o a plazo fijo también tiene su correlato en Rosario. El sindicato de empleados municipales de la ciudad estima que son unas mil personas las que se encuentran en esta situación prestando servicios para diversas áreas que dependen de la órbita municipal.

Comentá la nota