El trámite para los DNI debe ser transparente

Por Fernando Gonzalez

Todos los días, una larga fila de argentinos espera en el Registro Nacional de las Personas y en los registros civiles del país a que les entreguen sus documentos de identidad. El trámite les lleva mucho tiempo; les complica la situación en el trabajo o les desarticula la organización familiar.

Sin embargo, el trámite se agiliza en tiempo de elecciones. Los dirigentes políticos de ponen ansiosos para que los ciudadanos puedan votarlos, sobre todo los del oficialismo de turno ya que están a cargo de los organismos estatales que proveen los DNI.

En la actualidad, se tramitan unos 7.000 DNI por día pero esa cifra subió ahora a 15.000 (ver página 8). Semejante cantidad impide que se lleguen a comprobar si los titulares de los DNI está vivos o muertos.

Es esencial, y mucho más en tiempo de elecciones, que el trámite para obtener el DNI sea transparente. Ante la profusión de candidatos testimoniales, de postulantes con domicilios ambulantes y de las sospechas habituales de fraude, es imprescindible que el Gobierno garantice la transparencia de la elección del 28 de junio. Tomar más previsiones como para que cada DNI le corresponda a la persona indicada le traerá alivio a una sociedad agobiada por los manejos electorales turbios.

Comentá la nota