"No es una traición"

El gobernador Binner señaló que cualquier servicio que se preste a la democracia es bueno, y descartó que el pase de Alarcón a las filas del kirchnerismo sea una traición a la provincia. Además, negó un pacto con el gobierno nacional.
Esta mañana, el gobernador Hermes Binner se refirió a la renuncia de María del Carmen Alarcón, quien dejó su puesto en el Ministerio de la Producción para pasara formar parte de la Secretaría de Integración nacional del gobierno kirchnerista.

Binner desestimó que la ida de Alarcón sea una traición, y se trató de una decisión personal. Además, descartó un pacto entre la provincia y el gobierno nacional.

"Toda actividad que signifique prestar un servicio a la democracia es buena.(…) No es una traición, sino una actitud individual que tiene que ver con ocupar otro lugar en otro espacio. Nosotros definimos programas a través de equipos, y son los equipos los que representan al gobierno y no los individuo", sostuvo Binner quien reconoció no conocer cual será la función que cumplirá la ahora ex funcionaria provincial.

Comentá la nota