Tragedia aérea en Irán: mueren 168 personas al estrellarse un avión

Un avión Tupolev de pasajeros se estrelló en Irán cuando se dirigía al país vecino Armenia tras incendiarse en el aire y caer en tierras de labranza causando la muerte a las 168 personas que viajaban a bordo apenas 16 minutos después de despegar.
En el peor accidente en Irán en seis años, el avión de Caspian Airlines de construcción rusa dejó sólo trozos de metal incinerado dispersos y fragmentos de los cuerpos de los 153 pasajeros y 15 miembros de la tripulación alrededor de un profundo cráter humeante en la tierra.

El avión Tu-154 que viajaba desde Teherán hasta Ereván, en Armenia, se estrelló cerca de la ciudad noroccidental de Qazvin poco antes del mediodía. Funcionarios dijeron que no sabrían por qué se estrelló hasta que se encuentren las cajas negras que graban el vuelo.

Entre las víctimas había ocho miembros del equipo nacional juvenil de judo y dos entrenadores, un ex miembro del parlamento iraní y, según reportes, la esposa del jefe de la misión diplomática de Georgia en Irán.

"Vi el dedo de un pasajero en el piso. No hay señal del avión, sólo pequeñas piezas de metal", dijo un testigo. "Ni siquiera veo una pierna o un brazo completo", agregó.

Angustiados familiares de las víctimas se reunieron en el aeropuerto de Ereván, donde había una lista de los pasajeros que iban a bordo. Doctores trataron a algunos parientes por el shock y problemas cardíacos.

"El avión Tupolev ha quedado totalmente destruido y los cuerpos, desafortunadamente, completamente carbonizados y destruidos. Todas las personas que iban a bordo están muertas", dijo a la agencia de noticias semioficial Fars News el comandante de la policía de Qazvin, Massoud Jafarinasab.

Un funcionario local señaló que el avión había sufrido problemas técnicos y que trató de realizar un aterrizaje de emergencia. "Desafortunadamente el avión se incendió en el aire y se estrelló", dijo a Fars.

Un testigo dijo que había visto al avión en llamas en el aire, intentando aterrizar. "Hizo círculos en el aire. Luego escuché una explosión", indicó Mostafa Babashahverdi, un granjero.

La radio estatal dijo que el piloto no había mencionado ningún problema técnico en una conversación grabada con una torre de control.

Equipos de búsqueda registraron un amplia área de 200 metros cuadrados en el sitio del accidente ubicado a alrededor de 150 kilómetros al norte de Teherán.

"Lo que los rescatistas encontraron fueron cuerpos destrozados", dijo un miembro del equipo. "Simplemente estamos recolectado la carne aplastada en bolsas", agregó.

Funcionarios del aeropuerto de Ereván dijeron que un avión llevaría a los parientes a visitar el sitio. El presidente Mahmoud Ahmadinejad ha ordenado que un destacamento especial investigue el incidente.

Fue el tercer accidente fatal de un avión Tupolev Tu-154 en Irán desde el 2002, y el de mayor cantidad de víctimas en la República Islámica desde el 2003, cuando un Ilyushin Il-76, también fabricado en Rusia, se estrelló contra una montaña.

Comentá la nota