Tractores y petitorio en la visita de CFK a Río Tercero

Tractores y petitorio en la visita de CFK a Río Tercero
Un tractorazo de productores rurales recibió ayer a la presidenta Cristina Kirchner en su visita a la ciudad cordobesa de Río Tercero, donde anunció un proyecto de ley de "reparación integral" a los 12 mil afectados por la voladura de la Fábrica Militar, en noviembre de 1995. Pese a la tensión que suscitó inicialmente la manifestación de ruralistas, y que provocó un fuerte despliegue de Policía provincial y de Gendarmería, la protesta no incluyó los temidos escraches, aunque se mantuvo en forma permanente la presencia en la avenida de ingreso a la ciudad.
Del acto, realizado en uno de los galpones de la Fábrica Militar, a ocho cuadras de los ruralistas, no participó el gobernador Juan Schiaretti, enojado por no haber sido invitado protocolarmente. Sí estuvo el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, y su par de Villa María, Eduardo Accastello, candidato a senador del kirchnerismo cordobés. De hecho, el mensaje de la Presidenta tuvo un fuerte tono de campaña. "Son seis años de gestión sin precedente en las últimas décadas", se autorreferenció, y con sus candidatos a pocos pasos, convocó a "reconstruir Córdoba".

Desde temprano, un centenar de productores de la zona, nucleados en Federación Agraria Argentina (FAA) y también autoconvocados, se movilizó en tractores con la intención de entregar a Cristina Kirchner un petitorio con reclamos sectoriales y con un "urgente" pedido de la reapertura del diálogo entre Nación y campo.

Segun dijo a PERFIL la presidenta de la FAA local, Adriana Cabo, el documento fue entregado en mano al secretario de la mandataria, Carlos López, "gracias a una gestión del intendente de la ciudad", el radical Luis Brouwer de Koning. La entrega fue en la sede municipal. La dirigente aclaró que la idea era realizar "una manifestación pacífica" y dijo que "nunca se tuvo la intención de hacer un escrache".

"Queremos decirle a Cristina que las necesidades del campo siguen sin atenderse y necesitamos una política integral a largo plazo para el campo, que contemple la lechería, la carne, los granos y las economías regionales", sintetizó.

Cristina llegó a Córdoba en el Tango 01 acompañada por el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, y el ministro de Planificación, Julio De Vido. También estuvo el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, cuyo referente cordobés, Ricardo Moreno, fue el responsable de la llegada de parte de los 2.500 militantes. La lluvia helada que golpeó toda la tarde la ciudad de Río Tercero, obligó a llevar el acto al interior de la Fábrica Militar, donde la mandataria hizo un recorrido por los galpones y con los obreros a muy corta distancia. En su discurso, Cristina no dio detalles finos de la "reparación integral" prevista para "los que sufrieron la pérdida de seres queridos, daños físico o psicológico", por las explosiones que tienen entre sus imputados penales al ex presidente Carlos Menem. También prometió la reactivación del establecimiento fabril para "poner nuevamente en marcha este verdadero bastión de la Córdoba industrial".

Cordobazo y campaña

Hugo Moyano convocó a los trabajadores a apoyar al Gobierno el 28 de junio en su discurso de cierre del acto por el 40 aniversario del Cordobazo que se llevó a cabo ayer. "Hoy la lucha se da en las urnas" dijo, y agregó: "Que no nos confundan, que no se disfracen de corderitos, porque sabemos que hay un lobo feroz". El camionero fue el orador central de un acto que reunió a dirigentes de las dos CGT en que se divide en Córdoba el movimiento sindical: la CGT Córdoba, afín a Kirchner y la CGT Chacabuco, vinculada ex gobernador José Manuel de la Sota. La presencia de Moyano provocó que el sector más combativo de Luz y Fuerza realizara su propio acto para recordar el Cordobazo.

Comentá la nota