Ni tractores, ni máquinas nuevas para el productor

Los vendedores dijeron que son arrastrados por la crisis del agro.
"El año pasado a esta altura había vendido 28 herramientas para el campo, este mes he vendido apenas 4", dijo Hugo Ferrer, fabricante y vendedor de implementos para viñateros y chacareros. El mismo panorama se repitió en entre otros tres comerciantes del rubro y vendedores de tractores.

Todos coincidieron en que la crisis en el agro -la merma de la cosecha, la caída estrepitosa de las exportaciones y los bajos precios de frutas y verduras-, repercutió en forma directa en el comercio de maquinarias e implementos agrícolas.

Esta merma se ve en estas semanas mejor que nunca ya que es en esta época de post cosecha, cuando el productor tiene la plata de su uva en el bolsillo, dinero que años atrás podía destinar, al menos en parte, a cambiar su tractor y a renovar su maquinaria. Pero este año no habrá cambio de modelo.

"Los productores me comentan que no sólo no han ganado sino que han perdido plata esta cosecha y no saben cómo van a encarar la temporada. Con este panorama van a reducir al máximo sus gastos, ni siquiera van a reparar sus viejas herramientas", dijo Ferrer.

En su taller, Ferrer fabrica 100 modelos diferentes de herramientas para el agro, desde la rastra múltiple -de uso masivo para el viñatero-, hasta palas de buey, subsoladores, rastra de campo, cinceles, arado de reja, de disco, etc; que esperarán tiempos mejores.

Un vendedor de tractores, Ricardo González -de Tecnicagro-, dijo que comparando la facturación del año pasado con esta, la caída es del 50%. "Los pronósticos son muy malos, nada de inversión, nada de mejores perspectivas y los comentarios de los productores es que seguirán adelante, pero haciendo la mitad de lo que hicieron el año pasado", dijo González.

Explicó que la situación de este sector es el reflejo de los malos precios que se pagaron este año por los productos del campo, sobre todo el ajo, cebolla, tomate y uva. "Ahora todos frenaron las inversiones y si tienen capital lo conservan. Los productores están tratando de mantenerse a flote sin endeudarse", dijo.

Desde otra firma de tractores -Dismotor-, contaron que hay "muchas consultas, pero no ventas de tractores; los proyectos están parados. Siempre esta época es de mejores ventas, pero ahora no pasa nada", dijeron. Y si bien allí los precios de los tractores no aumentaron, están en dólares y como esa moneda subió en los últimos meses, aumentó su precio en pesos.

Igual que el agricultor, el comerciante que le vende tractores e implementos está tratando de pasar la temporada y sobrevivir con lo que puede.

Ferrer, por ejemplo, sigue fabricando para mantener activos a sus empleados. "Con lo que va entrando estoy tratando de comprar material para no suspender a la gente; sigo estockeando. Trataré de mantenerme con lo que se vaya reparando; pero por muy ordenado que sea, no sé hasta cuándo se podrá soportar esta crisis", concluyó Ferrer.

La voz del productor

Angel Leotta, productor y bodeguero, dijo que después de la cosecha 2009 "nadie puede comprar maquinaria. El viñatero que tiene algo en el bolsillo lo cuida para las labores de invierno, se viene la poda, atada, destroncada, arada y son 4 meses de trabajo a full en las fincas", señaló Leotta.

Destacó que este año no será de recambio de camionetas y tractores como solían ser años atrás para viñateros y chacareros. "Otros años, si juntaba dinero de la venta de uva, lo primero que hacía el productor era renovar el tractor y los implementos, pero ahora, ni pensar en eso", aseguró.

Comentá la nota