Trabas: excluirían al vino y Mercau busca una reunión en Brasil

Trabas: excluirían al vino y Mercau busca una reunión en Brasil
El Ejecutivo pedirá una audiencia con el ministro de Agricultura brasileño. Cancillería gestionaría una excepción a la vitivinicultura.
Un nuevo capítulo en la delicada relación con Brasil empezó a escribirse ayer. Un capítulo doble, ya que mientras el Gobierno informaba que pedirá una audiencia con el ministro de Agricultura brasileño en otro intento por restablecer las licencias automáticas a los productos mendocinos, parte del sector vitivinícola recibía una oferta de Cancillería: autorizar al vino como producto estacional y así salvar sus ventas de fin de año.

Tras la reunión de provincias que forman el CFA (Consejo Federal Agropecuario), el ministro de Producción Raúl Mercau les comunicó la decisión a Juan Riveira (Asociación de Exportadores de Frutas Frescas), Juan Chapinotto (Cámara de exportadores de ajo), Ana Ghiroldi (Fruta Industrializada), Sergio Villanueva (UVA) y Mauro Sosa (Centro de Bodegueros del Este), entre otros dirigentes.

Según Mercau, el encuentro en Brasil se gestionaría a través del embajador en nuestro país, Mariano Vieira, para "plantear el objetivo de mínima, que desaparezcan las licencias no automáticas. Y vamos a liderar la convocatoria interprovincial". Habrá que actuar rápido: Vieira asumirá la embajada en EEUU en un mes.

Al mismo tiempo, trascendió un contacto de Bodegas de Argentina (BA) con funcionarios de Cancillería que podría evitarle al vino la demora de 60 días en obtener permisos de ingreso. La novedad coincidió con la ausencia de la entidad a la reunión con Mercau, lo que fue visto como un intento de "negociar por su parte como sector" frente a la insistencia oficial de consensuar. Desde BA dijeron que la invitación nunca llegó.

Por el momento son pocas las denuncias ante Pro Mendoza de mercadería demorada más allá de las 72 horas en la frontera. "Existen unas 5 o 6, aunque se percibe que con el avance la temporada surgirán los problemas", se sinceró Mercau, para quien el seguimiento cada 45 días acordado por Cristina y Lula debe acortarse.

Ahora los representantes sectoriales esperan la fecha para la audiencia en Brasil, de la cual podrían participar. Mientras, algunos como Juan Chiapinotto, de Asocam (ajeros), piden que la Nación baje el tono del conflicto.

"No estoy en contra de una gestión en Brasil, pero tendría que operarse también a nivel del Gobierno nacional. La política proteccionista industrial perjudica a las economías regionales y estoy seguro de que si Argentina mitigara la dureza de sus acciones a favor de un sector ineficiente habría mejoras. Además, nuestros tiempos no son los mismos que exige recomponer las relaciones de ambos países".

Tras mejoras para el vino

Después de haber repartido la semana pasada, por segunda vez desde que comenzó el conflicto, cartas a los gobernadores de las provincias vitivinícolas y a la Cancillería pidiéndoles que se reforzaran los medios para destrabar la situación, un funcionario nacional le respondió a Bodegas de Argentina.

"Explicaron que la situación es simple: licencias automáticas sólo para productos perecederos y estacionales. Pero nos ofrecieron incluir al vino como estacional, con lo que salvaríamos las ventas de fin de año frente a los chilenos, franceses, portugueses e italianos", consignó Juan Carlos Pina, gerente de la entidad.

Comentá la nota