LOS TRABAJOS TOTALIZAN EL 75 POR CIENTO DEL PROYECTO FINAL Se habilita el miércoles la obra del hospital de Pigüé

Quedarán inaugurados los nuevos sectores de administración, recepción, guardia, shock-room, una sala de internación para casos de observación y cuatro consultorios en planta baja.
PIGÜE (A) -- Para pasado mañana miércoles, a las 19.30, se anuncia la inauguración de la obra de ampliación y remodelación del hospital municipal de esta localidad, que alcanza un 75 por ciento del proyecto total.

Si bien la noticia no ha podido ser confirmada de manera oficial, se realizaron gestiones para que asista el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, con el fin de dejar habilitada esta ambiciosa obra.

A partir de ese día, el ingreso al efector público de salud volverá a ser sobre la calle Liniers y, en la ocasión, se habilitarán los nuevos sectores de administración, recepción, guardia, shock-room, una sala de internación para casos de observación, y cuatro consultorios en planta baja.

En la planta alta funcionará la sala de terapia intensiva con cinco boxes, dos salas de parto, dos quirófanos con sus correspondientes anexos y el estar del médico de guardia.

Cabe acotar que lo concerniente al sector de consultorios externos e internación, así como otras dependencias, ya se encuentran funcionando desde hace un tiempo, puesto que las obras, que se iniciaron a fines de mayo de 2006, se realizaron por etapas que se fueron habilitando en distintas fechas.

El monto total invertido asciende a 7.356.000 pesos; el presupuesto original era de 6.197.000 pesos, de los cuales se financió un 70 por ciento a través del Plan de Fortalecimiento Municipal y el 30 por ciento restante con recursos propios del municipio saavedrense.

Mientras, se está tramitando la financiación para encarar lo que falta, que son obras en las zonas complementarias y que se pretende licitar antes de fin de año.

Lo que estará comprendido en la segunda etapa contempla una sala para el tomógrafo --que se adquirirá en el futuro--, vestuarios del personal, lavadero, cocina, salas de laboratorios, un sector destinado al hospital de día, la cafetería y un auditorio.

En diálogo con "La Nueva Provincia" , días atrás, el secretario de Obras y Servicios Públicos de la comuna, Carlos Madarieta, había señalado, en cuanto a los tiempos de ejecución, que si bien insumió más tiempo del previsto, se debió fundamentalmente a que la obra se realizó con el hospital funcionando casi de manera normal.

"Esta demora fue con cierta lógica, porque fue una obra que se hizo sobre un hospital en marcha. No se dejó de prestar ningún servicio en ningún momento, lo cual exigió, además de una coordinación de tareas, un importante grado de paciencia y tolerancia entre la empresa constructora, los médicos, el personal del hospital y, lógicamente, los pacientes, que tuvieron que soportar durante casi dos años que se estuviera trabajando o internados en proximidades de una obra", manifestó Madarieta.

En esa oportunidad se refirió también a que uno de los principales inconvenientes de la obra fue que no estaba bien claro por dónde pasaban los servicios en el viejo edificio.

"Al tener que cortar cada sector para poder construir debió utilizarse el sistema de prueba y error, más allá de la noción que tenía del tema la gente de mantenimiento, se cortaba un servicio y se veía qué sectores afectaba", recordó el funcionario.

Comentá la nota