Trabajos en la toma

La Dirección de Obras Sanitarias se encuentra llevando a cabo trabajos en la toma de agua de la planta potabilizadora de El Tropezón para el reemplazo de los caños debido a la rotura de los que hasta este momento se encontraban siendo utilizados para tal fin.
«El proyecto es poner caños de mayor diámetro a mayor profundidad y de esa manera poder resolver el problema que pueda surgir ante un congelamiento del río, por lo que esperamos pronto tenerlo resuelto», explicó el director del área, Carlos Carazo.

Estas labores se han iniciado de cara al comienzo del período con las temperaturas más bajas del año, lo que, en más de una oportunidad, provoca el congelamiento de los caños que complica el envío de agua para su potabilización.

«En los últimos inviernos se nos han dado congelamientos a poca profundidad del río, entre 15 ó 20 cm., y en el caso que se congelaran los caños estamos utilizando los camiones desobstructores dándole agua a mucha presión y de ese modo hemos logrado resolver los problemas. Pero el caño más antiguo de la toma, que es de hierro, ya está muy deteriorado y no nos permitía por lo menos resolver el problema de esa manera, así es que se decidió el cambio del caño a mayor diámetro y profundidad de los que están actualmente», explicó el Director de Obras Sanitarias.

Al respecto, el funcionario municipal admitió que «nos está preocupando el bajo caudal del río», aunque aclaró que «de todas maneras con las tareas que realizaremos con la instalación de este caño dragaremos la punta de la toma de agua, para conseguir una buena profundidad de toma desde el río y ver si no tenemos problemas este invierno».

POTABILIDAD.- Al salir al cruce de las declaraciones de una organización de la ciudad poniendo en duda la potabilidad del agua corriente por red, frente a una eventual contaminación del río Grande, Carlos Carazo mencionó que «no puedo aseverar que así sea y que el río esté contaminado, lo que puedo asegurar es que el agua que le enviamos a la comunidad es potable, que eventualmente podamos tener algún grado de salinidad en la toma de agua es producto de las altas mareas que se vienen dando desde hace algunos años y que podemos contrarrestar por cuestiones técnicas y de insumos que tenemos y que no nos preocupa mayormente».

En este sentido, el Director de Obras Sanitarias fue terminante al sostener que «queremos transmitir tranquilidad a la comunidad en cuanto a la calidad de agua que le estamos enviando, de ninguna manera está corriendo ni remotamente riesgos de agua contaminada la población».

Comentá la nota