Más trabajos de pavimento realizados con la nueva planta

El Intendente recorrió la obra

El titular del Ejecutivo local Marcelo Carignani, junto al secretario de Obras y Servicios Públicos Emilio Racosevich y al presidente del Concejo Deliberante Mauricio Larroucau, recorrió la obra realizada sobre calle Almafuerte entre los barrios Ponce de León y San Isidro.

A partir de la adquisición de la planta de asfalto, el Municipio local llevó adelante un trabajo de pavimentación en calle Ascasubi a modo de prueba del equipamiento y continuó con obras en otros sectores de la ciudad. En horas de la mañana de ayer, el titular del Ejecutivo local Marcelo Carignani, realizó una recorrida por la zona de Almafuerte entre Echagüe y Segundo García de Barrio Coviccos, donde tuvo lugar un trabajo de asfaltado. La extensión de pavimento se efectuó sobre calle Almafuerte entre el barrio Ponce de León y San Isidro.

En la ocasión, se encontró acompañado por el secretario de Obras y Servicios Públicos, Emilio Racosevich, y el presidente del Honorable concejo Deliberante, Mauricio Larroucau.

“Vinimos a ver cómo ha quedado la obra. Más que nada es una arteria de comunicación”, indicó Carignani, quien aclaró que no tuvo costo alguno para los vecinos frentistas.

“Es parte del trabajo que venimos haciendo con el nuevo equipo de pavimentación. En prácticamente un mes que está en funcionamiento, contando los días hábiles, logramos hacer casi diez cuadras en Ascasubi y tres en Almafuerte, lo que demuestra la velocidad con la que se puede ahorrar el inconveniente que tienen las calles de tierra”, afirmó.

Y remarcó que es una interconexión entre dos sectores de la ciudad, para quien vive en zona sur y quiere dirigirse hacia el centro.

Obras y apoyo

Respecto de las características propias del asfaltado realizado, el Intendente manifestó que tiene cinco centímetros de espesor, con un ancho más angosto que el habitual -4 metros-. En este sentido, argumentó que buscaron crear un pasaje nuevo en la ciudad y no una calle que se convierta en doble mano.

Asimismo, declaró que todas las obras de pavimentación realizadas fueron posibles gracias al apoyo de “gran parte” del Concejo Deliberante. “Hace pocos días, en una de las últimas sesiones, los veinte concejales -por unanimidad- nos permitieron tener una herramienta muy válida, que es poder llevar adelante obras de pavimento por decisión tomada entre el Departamento Ejecutivo y las Comisiones Vecinales de la ciudad, con un nuevo sistema distinto al anterior”.

El mismo implica que, en lugar de necesitar un 70 por ciento de adhesión, se abre por un lapso de quince días un registro de oposición. Si más del 30 por ciento de los vecinos del barrio afectado se opone a la obra dejándolo plasmado en dicho registro, la misma no se hace.

Transcurridos los quince días, de no haber oposición, se puede avanzar con la obra siempre y cuando se logre el 60 por ciento de los fondos. “Hemos tenido buenas noticias dado que grupos de vecinos se han acercado a entidades bancarias de la ciudad, que lo han visto con buenos ojos, para poder adelantar ese 60 por ciento, y empezar lo antes posible. Es el caso de vecinos de barrio Garetto que quieren pavimentar y con todo gusto lo vamos a hacer”, afirmó Carignani.

Planificación

En cuanto a los futuras zonas a asfaltar, desde el Municipio indicaron que hay barrios que se están organizando para reunir los aportes que permitirán avanzar con la obra, como ser barrio Somisa, Güemes, e ITEC, entre otros.

Esos fondos se derivan de la cantidad de cuadras a asfaltar y la cantidad de adherentes del barrio. Lo cual debe ser avalado por una ordenanza para comprometer los fondos que ingresan destinados a dicha obra.

El Municipio analiza también pavimentar algunas calles en la zona norte, como ser calle Moreno o Chacabuco, para terminar de conectar esos barrios con el centro de la ciudad sin necesidad de utilizar Av. Illia.

Comentá la nota