Trabajo Tensa calma en Siderar

 Trabajo Tensa calma en Siderar
Desde el pasado lunes volvieron a sus tareas habituales los trabajadores de la empresa Ternium Siderar, luego de haber salido de vacaciones. Teniendo en cuenta la situación mundial y nacional con la merma en la demanda de acero la empresa tuvo que rescindir de algunos contratos y esto genera un conflicto que hoy despierta impaciencia en la comunidad.
Más de 2 mil empleados contratados se quedarían sin trabajo por la decisión de la empresa Ternium Siderar de dar el fin de obra, a los trabajos que tenía proyectado para la reparación del horno 1de la empresa. Este trabajo alzaría cuantiosamente la producción de acero de la empresa.

Por esto mismo es que las autoridades de la empresa decidieron dar el fin de obra a estos trabajos que llevaban adelante empresas contratadas, visto que la demanda de acero a nivel mundial y nacional cayó drásticamente, a razón de la crisis mundial de 2008. Contar con más producción con menos demanda no es algo para nada viable.

De esta manera la decisión fue terminar con los contratos, lo cual determinaría dejar sin trabajo a un número importante de trabajadores. Pero crisis mediante esto también es necesaria para garantizar el mantenimiento de la empresa y del trabajo de los empleados permanentes de Ternium Siderar.

En estos días continúa la negociación entre los gremios, el Ministerio de trabajo y la empresa y las empresas a quienes se rescindiría el contrato. Hasta mañana permanece la conciliación obligatoria y se deberá esperar para ver que futuro tiene esta decisión de la empresa que fue tomada en marco de la crisis global y que la misma no parece que valla a tener un cambio drástico.

La empresa Siderar es uno de los pilares en que esta zona ha sabido mantenerse en pie y alcanzar el desarrollo que hoy posee, pero la crisis ah golpeado de pleno a las industrias del acero y no queda otra, si la situación no se resuelve, más que esperar para que la economía global se estabilice lo más prontamente posible.

Lentamente los cimbronazos de la caída mundial de la economía se van sintiendo en Argentina y también en nuestra zona.

Comentá la nota