El trabajo, la previa y el armado de un verdadero carnaval artesanal

El carnaval es la gran industria que muestra Corrientes. Aunque a pesar del crecimiento que se percibe con el correr de los años, aparece como dormida, producto de la falta de ese salto esencial que se necesita para que la gran fiesta que se vive en algunas noches de enero y febrero sea el motor y pulmón para que este tipo de emprendimiento pueda ser el sostén de numerosas familias que dedican mucho tiempo por esa pasión que llevan desde la cuna y que se llama carnaval. Y Monte Caseros a todo esto no es la excepción.
EL LIBERTADOR recorrió los talleres de las comparsas casereñas horas antes del comienzo del corso 2010, exactamente en la tarde del sábado 23 de enero. Por la noche se cristalizó la apertura de los festejos del carnaval con el tradicional desfile de comparsas en el amplio y acogedor corsódromo local que lleva la denominación de Paso de los Higos.

En la recorrida por los galpones de Orfeo, Shangai y Carún Berá las sorpresas estuvieron a la orden del día. Grande fue el asombro cuando se visitó los lugares y lo que se podía apreciar comenzaba a crear un gran cono de dudas, por ver tantos detalles sin terminar en las carrozas, la gran atracción del carnaval.

ORFEO Y

SU CASA PROPIA

"Vamos a llegar bien. A pesar de los contratiempos por la lluvia y la gran humedad que impidió que se realicen muchos trabajos vamos a poner todo en el corsódromo", se escuchó de la boca de Gonzalo Blanco, integrante del área logística de Orfeo. A su vez el Presidente de esta agrupación, que cumple en esta Fiesta de Rey Momo 50 años de vida, Nicolás Astarloa, dejó en claro que "todo se hace a pulmón", y agregó: "Yo soy escribano y la verdad que en estos meses el tiempo me lo consume la comparsa".

Precisamente el titular de la última campeona subrayó el enorme esfuerzo que hicieron en el campo económico para presentar a la comparsa en esta edición 2010, "alrededor de 300 mil pesos es la inversión para mostrar lo que exhibimos en estos 50 años, de los cuales 123 mil es dinero que aporta la Comuna y el resto sale del trabajo de todo el año con distintos emprendimientos que siempre la gente termina acompañando, de esa manera pudimos construir estos galpones que son propiedad de la comparsa, hace dos años que podemos decir que tenemos casa propia".

Orfeo en su cumpleaños número 50 representa el "Oro" y desfila "eternamente dorada".

"ESTAMOS MEJOR

QUE EL AÑO

ANTERIOR"

En tanto en el "bunker" de los carunchos (denominación con que se le conoce a Carún Berá) el panorama no era distinto y Leonardo Valenzuela, estudiante de Ingeniería Eléctrica en la Facultad de Exactas en Corrientes, le puso paños de agua fría a la situación, "parece que falta mucho pero en realidad todos los carros se arman como verdaderos rompecabezas".

Precisamente Leo mostró todos los rincones del amplio galpón perteneciente al antiguo ferrocarril Urquiza de la ciudad. Allí un buen grupo de carroceros se dividían las tareas para darle el toque final a lo que en la madrugada fue la apoteótica presentación en el corsódromo de la ciudad.

En la previa se pudo ver el armado de los carros que después deslumbraron en el desfile inaugural, desde la carroza que representa a "Moulin Rouge" al que cierra el desfile la alegoría de "Hollywood", ya que la comparsa del Club Artesanos Unidos presenta como tema "Divas".

El presidente de esta agrupación es Carlos Martinolli y durante la charla que se mantuvo con él sólo se sacó los guantes de herrero para saludar, "estamos acá porque nos gusta, es la pasión que sentimos por el carnaval y por ser caruncho de alma". Enseguida agregó: "Este año mejoramos muchísimo con respecto al año anterior" y sentenció "es lo menos que podíamos hacer teniendo en cuenta que ellos (por Orfeo) cumplen 50 años".

LOS SUEÑOS

DE VOLAR

En la recorrida en la tarde soleada de sábado se llegó al lugar donde Shangai acuna sus sueños. Las instalaciones que ocupa esta agrupación decana en Caseros que tuvo su nacimiento en el barrio Florida para después con el correr de los años trasladarse al barrio Nuevo también son del Ferrocarril Urquiza o lo que quedó de él.

En dicho lugar Ramón y otros carroceros que estuvieron en la tarea de dar los últimos retoques que parecieron eternos en cuanto a su concreción indicaron: "pintura y más pintura y estamos para salir a desfilar". Con una amplia sonrisa trató de descomprimir la situación por saber si se llegaba a tiempo o no.

Metido de lleno en la tarea final en los carros de Shangai dedicó su tiempo para conversar con los periodistas e ir comentando parte de lo que horas después se mostraría en la noche de carnaval, "estamos trabajando porque nos gusta. Acá todo es a pulmón. Es una comparsa relativamente chica comparándola con las grandes, pero vamos a dar que hablar este año", señaló, y por la majestuosidad de los carros seguro que sería así. Algunos de ellos encarnan de manera brillante el sueño de volar que presenta como tema central Shangai en este 2010. Como Icaro, personaje de la mitología griega, por nombrar a uno de ellos.

Comentá la nota