El trabajo en negro llegó al 37,9 por ciento en Mar del Plata en 2008

El número de trabajadores en negro se ubicó en el 37,8 por ciento a fines de 2008 en este país, con una caída de 1,5 puntos porcentuales respecto al 39,3 por ciento del último trimestre de 2007, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo difundió una serie de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que confirmó que la desocupación cerró 2008 en el 7,3 por ciento. En lo que respecta al trabajo informal, el último trimestre marcó un incremento frente al período julio-agosto-septiembre, cuando se ubicó en el 36 por ciento.

Por su parte, el trabajo en negro alcanzó al 37,9 por ciento de la población ocupada en Mar del Plata en el cuarto trimestre del año anterior.

El distrito con el indicador más alto de trabajadores informales fue el de Santiago del Estero, con un 49 por ciento, y el más bajo se registró en los distritos de Río Grande- Ushuaia, con un 14,9 por ciento. Las cifras indican que sobre la población ocupada de los 31 distritos relevados por el organismo, alrededor de 4,2 millones de personas no tienen aportes jubilatorios, ni de obra social.

En el Gran Buenos Aires, el promedio de trabajo informal es de 37,6 por ciento, que desagregado corresponde un 29 por ciento a la Ciudad de Buenos Aires y 40,6 a los partidos del Conurbano Bonaerense. En el Gran La Plata, la informalidad es del 34,2, en Bahía Blanca, 38,7, y en Mar del Plata 37,9 por ciento, entre los distritos bonaerenses.

En la Región Cuyo, el empleo en negro asciende al 39,9 por ciento, en el Gran Mendoza llega al 37,4 por ciento; en el Gran San Juan al 43,8 y en San Luis al 43,9 por ciento. En el Noreste, que tiene un promedio de informalidad del 44,0 por ciento, la ciudad de Corrientes tiene la cifra de empleo en negro más alta, con un 48,7 por ciento, seguido del Gran Resistencia, con un 46 por ciento; Posadas, 44,9, y Formosa, con un 32,2 por ciento, de acuerdo con las cifras del organismo oficial.

En la región Noroeste el promedio de trabajadores sin aportes llega al 45,3 por ciento, y después de Santiago del Estero-La Banda, 49 por ciento, el más alto del país, se ubican Jujuy-Palpalá, con un 47,3; Salta, con un 45,9; La Rioja, 44,5; Gran Tucumán, y Tafí Viejo, 44,8, y el Gran Catamarca con un 37,2 por ciento.

La Región Pampeana tuvo un promedio del 36,1 por ciento de trabajadores en negro, cifra que alcanza el indicador más alto en Concordía, con un 39,9 por ciento. Le siguieron el Gran Rosario, con un 38,7 por ciento; Río Cuarto, con un 38,5 por ciento; Gran Santa Fe, con un 37,4; Gran Córdoba, 34,5; San Nicolás-Villa Constitución, 32,2; y Paraná con un 31,4 por ciento.

La Región Patagónica, con un promedio del 23,5 por ciento, tiene los distritos con los indicadores más bajos de trabajo en negro. El distrito de Viedma-Carmen de Patagones registró un indicador de informalidad laboral del 29,6 y el de Río Grande-Ushuaia, el más bajo del país con un 14,9 por ciento.

En Comodoro Rivadavia, el indicador llega al 22,6 por ciento; en Neuquén, al 24,6 por ciento; Río Gallegos, con un 15,8, y Rawson-Trelew, 34,7 por ciento.

Comentá la nota