Trabajo estudia el pedido de conciliación obligatoria

Lo confirmó el subsecretario Mario Aguirre. El planteo fue hecho el viernes por la CGT. Hoy podría haber una definición de Inspección Laboral. En tanto, la medida de fuerza continúa.

El subsecretario de Trabajo, Mario Dardo Aguirre, confirmó ayer que la CGT pidió la conciliación obligatoria en el marco del conflicto entre el SOEM y la comuna capitalina, y que el planteo es analizado por la Dirección de Inspección Laboral. Según dijo a EL ANCASTI, el organismo podría expedirse hoy sobre el tema.

El pedido fue presentado por la central gremial el viernes pasado ante el funcionario, quien giró el expediente al área que conduce Eduardo Tapia.

En el escrito, la CGT justificó la solicitud de intervención estatal "para que las partes puedan solucionar el largo conflicto, que lleva más de un mes".

Durante la asamblea que se realizó durante la mañana en la sede del sindicato municipal, el titular del SOEM, Justo Barros, hizo referencia al tema, y pidió una rápida expedición de Inspección Laboral. Para el gremio, la conciliación se volvió la única salida para sentar al Ejecutivo en una negociación, ante las posturas cerradas que cada parte sostiene.

Es que mientras la comuna adhirió a la política salarial de la Provincia, otorgando una mejora del 11% en el básico y 200 pesos como mínimo de bolsillo, el gremio insiste con reclamar el doble.

Barros criticó la falta de respuesta oficial al pedido de la CGT, teniendo en cuenta que mañana se cumplirán seis semanas de haberse iniciado el paro. "No tenemos respuesta y es una cosa que no pueden negarla, porque hay una ley de por medio. La conciliación es una herramienta que tenemos que antes estas actitudes que tomaron tanto el Ejecutivo como el Concejo de no atendernos más".

El sindicalista expresó sus dudas por la tardanza en definirse el planteo, y dijo que "hay trascendidos sobre que hubo alguna bajada de línea para que no se llame a la conciliación".

"La ley es clara y dice que cualquiera de las partes puede pedirla. O el propio organismo puede actuar de oficio. Entonces no hay mucho más qué agregar: la conciliación tiene que salir", evaluó el sindicalista.

Sigue la medida

La asamblea de trabajadores decidió mantener el paro de actividades, al menos, hasta mañana, cuando habrá una nueva reunión para decidir los pasos a seguir. Por el momento los trabajadores decidieron no volver a movilizarse, pero todo está atado al resultado del planteo de la CGT.

Mientras tanto, el Ejecutivo permanece el silencio, y a pesar que había amenazado con pedir que se declare ilegal la medida de fuerza., finalmente no se concretó.

A más de cuarenta días de que comenzó el paro, los servicios del municipio están cada vez más resentidos, especialmente en la recolección de residuos y en el tránsito, que solo cubre guardias mínimas.

En el interior

Municipales de Recreo y Ancasti iniciaron ayer medidas de fuerza en reclamo de un aumento salarial, pero también de otras cuestiones no resueltas por las respectivas intendencias. En el caso de la cabecera del departamento La Paz, el SOEM local convocó a un paro por la falta de pago de los dos últimos aumentos decretados por el Gobierno provincial, a los cuales habría adherido la comuna: los 100 pesos de mayo y el 11 por ciento desde septiembre. Además, se está pidiendo la entrega de ropa de trabajo en Esquiú, y el estatuto y carrera del empleado municipal.

Los trabajadores se concentraron en inmediaciones de la sede comunal y cortaron la calle para protestar. De acuerdo con lo que evaluaron, la adhesión habría sido del 80%. La medida de fuerza continuaría hoy.

En Ancasti, en tanto, los municipales mantienen una protesta en reclamo de un aumento de 30 pesos al salario familiar, recategorización de agentes y las mejoras salariales implementadas por la Provincia. Los empleados de la comuna pidieron ser recibidos por la intendenta Blanca Reyna, para discutir los puntos de reclamo.

Comentá la nota