Trabajo dictó otra conciliación e intimó a Aoita, que ratificó el paro

Tras un nuevo fracaso de las negociaciones, los choferes del transporte de corta, media y larga distancia decidieron ayer extender las medidas de fuerza y decretar un nuevo paro por 24 horas para hoy. Al cierre de esta edición, la Secretaría de Trabajo de la Provincia decretó una nueva conciliación obligatoria que el gremio decidió rechazar. Hoy se negocia una solución en Buenos Aires.
En el marco de un conflicto que cada día crece en intensidad, los choferes nucleados en Aoita se levantaron ayer de la mesa de negociaciones en medio de la audiencia en la Secretaría de Trabajo.

Luego decidieron en asamblea de delegados extender el paro de ayer por 24 horas más hasta la hora cero de mañana miércoles.

Sin embargo, el secretario de Trabajo de la Provincia, Omar Sereno, al cierre de esta edición, decretó una nueva conciliación obligatoria e intimó al gremio a retomar el servicio anoche, pero la organización sindical rechazó dicha intimación.

Para hoy está previsto que la negociación siga en Buenos Aires con la intervención de la Secretaría de Transporte de la Nación, desde donde en principio podría asomar una solución.

Juan Carlos Gregorat, secretario general del gremio, informó que decidirán día a día si se prolonga el paro. Sin embargo, los choferes adelantaron que no piensan parar el viernes, día en que los estatales ejecutarán una medida de fuerza.

"No queremos superponernos ni generar problemas con ellos (por el SEP)", añadió el gremialista.

En un escenario que se repitió hasta el hartazgo en los cinco meses de conflicto, ayer las partes se reunieron en la Secretaría de Trabajo, donde la cartera provincial intentaría frenar el paro anunciado para hoy.

Los representantes de Aoita se levantaron de la mesa y se retiraron ante la falta de propuestas por parte de la patronal.

En este sentido, Héctor Pfening, titular de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap), había adelantado que las empresas no contaban con un solo peso para aumentar sueldos, por lo que esperaban un subsidio, aumento de tarifa o exención impositiva para avanzar hacia un acuerdo.

El subsecretario de Transporte de la Provincia, Eduardo Mazziarelli, viajó en reiteradas oportunidades a Bunenos Aires en busca de un subsidio de la Nación y así dar una respuesta a los trabajadores.

Aoita exige una suba salarial del 20 por ciento e igual porcentaje para los viáticos; incremento del uno al dos por ciento del adicional por antigüedad y la restitución de los pases libres de transporte.

Vale recordar que ni la Nación ni la Provincia pueden ya dictar la conciliación obligatoria, medida que fue dispuesta en tres oportunidades con la intención de dilatar los tiempos de la negociación con la Nación.

Los choferes sostienen que durante 25 días hábiles acataron la conciliación obligatoria "para que hoy no haya nada".

Comentá la nota