Trabajo definirá salarios de rurales y el empaque

Ninguno de los gremios llegó a un acuerdo. El lunes se sabrá la decisión de la cartera nacional.
ROCA (AR).- La negociación por los salarios de la fruta, tal como se preveía, quedó estancada y finalmente los principales gremios que nuclean a los trabajadores de la actividad -Uatre y el Sindicato de la Fruta- decidieron dejar todo en manos de la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, para que resuelva.

A más tardar, se estima que la resolución ministerial que establecerá la nueva escala salarial que regirá para la temporada, tanto para los obreros rurales como los del empaque -más de 30 mil en la región-, se conocerá el próximo lunes. Y con esto, quedaron atrás las advertencias y presiones sobre los inminentes bloqueos en el Valle.

Tal como se advertía en casi dos meses de paritarias que arrancaban y quedaban truncas, el consenso no llegó y si bien las posturas de los gremios se acercaron a las propuestas de los empleadores, todo quedó ahí.

Es por eso que, tras intensas gestiones que se prolongaron durante la noche del jueves y gran parte de la jornada de ayer, los sindicatos que conducen Rubén López y José Liguén, decidieron someterse al arbitraje propuesto por Trabajo.

"Es otra vía de resolución, no es laudo, porque es un proceso abreviado que queda a cargo de la secretaria de Trabajo (Noemí Rial)", explicó el director de la Región Austral, Jorge Stopiello, visiblemente conforme con la solución a la que se logró arribar.

Tras tantas idas y vueltas, negociaciones "duras" y centenares de horas de discusión, ayer los rostros de los paritarios -de ambas partes- lucían relajados, aunque extenuados.

Según se conoció, apenas puestos los "números finales" en el acta acordada ayer, que lleva los pedidos y propuestas de cada sector, fueron comunicados telefónicamente a Rial, quien se habría comprometido a brindar una resolución en las próximas horas.

Uatre lejos del consenso

En el acta acordada entre los empresarios de CAFI, la Federación de Productores y el gremio Uatre, se dejó plasmado el requerimiento de los rurales: un básico para cosechador por día de $83,16 (más otros ítems como premio a la reducción del ausentismo, a la permanencia y suma no remunerativa) que da un total de $118, 78.

Y por su parte, los empleadores también establecieron su oferta máxima: un básico de $69,30 que sumado a los otros ítems, totaliza $100.

Sobre esta base, ambas partes solicitaron que "por Resolución de la Secretaria de Trabajo del Ministerio de Trabajo de la Nación determine los valores correspondientes a los rubros salarios diarios, premio a la reducción del ausentismo, premio a la permanencia y asignación no remunerativa diaria".

"No llegamos a un acuerdo, ellos se mantuvieron, llegaron casi a un 10% y no era suficiente", comentó uno de los paritarios de Uatre. El gremio resignó la discusión -en el ámbito paritario- por el 20% de zona desfavorable, pero seguía exigiendo un 30% de aumento.

El "sí" del empaque

En tanto, el Sindicato de la Fruta, tras la abrupta partida de la paritaria del jueves, ayer en plenario resolvió aceptar el arbitraje, tras haber reducido notablemente sus pretensiones.

Fue así que Rubén López, que se había marchado el día anterior anticipando medidas de fuerza, debió volver a sentarse en la mesa de diálogo y puso la firma en el acta, a través de la cual, junto con la CAFI, acordaron someterse a Trabajo para que defina la escala salarial.

Comentá la nota