Trabajo conjunto y plan integral por la seguridad de los comodorenses

Se invertirá algo más de un millón de pesos en el primer tramo del proyecto de colocación de cámaras en la ciudad. En 90 días comenzará su implementación
Dentro de los anuncios adelantados el lunes y luego de las quejas por la inseguridad en la ciudad, el intendente Martín Buzzi destacó ayer la importancia que tendrán las cámaras de seguridad que el municipio colocará en sectores estratégicos, con la finalidad de hacer un aporte a la batalla contra la delincuencia, adelantando también el lugar donde se emplazará una unidad carcelaria y negando un eventual traslado del módulo norte a otro punto de la ciudad.

Tras el anuncio de que el municipio colocará cámaras en diferentes puntos del ejido urbano para brindar mayor seguridad a los vecinos y disuadir la delincuencia en las calles de la ciudad, el intendente volvió a referirse ayer a la importancia de la iniciativa y manifestó que "si bien el tema seguridad es algo que compete de manera directa a la policía, como a las decisiones que se toman desde la justicia, eso no quita que desde el municipio no vayamos a hacer aportes significativos en ese sentido".

Reiteró que se colocarán dos cámaras, en ambos ingresos de la Ruta Nacional Nº 3, las cuales sacarán fotografías de las patentes de cada vehículo que ingrese a la ciudad, reforzando, de ese modo, los controles que realiza Gendarmería en la zona.

"Este equipamiento adicional que estamos poniendo a disposición a partir de la Sociedad de Economía Mixta conformada entre la municipalidad de Comodoro Rivadavia y la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), va a permitir mayor precisión e incorporación de tecnología", resaltó el jefe comunal, quien aclaró que "toda esta información será transferida, de manera directa, a las dependencias policiales, tanto a las comisarías como a la Unidad Regional de la Policía de la provincia".

Al mismo tiempo, afirmó que tendrá lugar un trabajo conjunto con los comercios de las calles principales de la ciudad, ya que "de nada serviría que pusiéramos estas cámaras de vigilancia que tienen un radio de cobertura de alrededor de 300 metros si las marquesinas siguen cubriendo hasta la mitad de la vereda, obstruyendo la visión". De ese modo, el Ejecutivo pretende realizar un trabajo prolijo y acorde con las necesidades de los vecinos, que permita filmar -de forma íntegra- tanto a quienes circulan por la calle como a las personas que ingresan a cada uno de los comercios.

Más de un millón de pesos la inversión inicial

"Este es un plan integral que dará una cobertura importante y que se realizará por etapas", explicó Buzzi, quien puntualizó que la inversión inicial será superior al millón de pesos y recordó que la iniciativa también "permitirá enlazar a las Comisarías para que puedan acceder directamente a esta información", ya que la policía es la autoridad de aplicación y quien debe conocer todos los movimientos que tengan lugar.

Comentá la nota