El trabajo de los bomberos, voluntario y con entrenamiento profesional

El trabajo de los bomberos, voluntario y con entrenamiento profesional

En la mañana de ayer y tras el incendio que devastó la maderera La Forestal, Luciano Lizzi, jefe del cuerpo activo de Bomberos Voluntarios de Gualeguaychú brindó algunas precisiones del trabajo desarrollado por los bomberos voluntarios que, debe decirse, estuvo a la altura del siniestro que conmocionó a la ciudad.

Como se sabe, el fuego se inició poco antes de las 7 de la mañana y en el lugar trabajaron casi la totalidad de los bomberos, comenzando por cuatro dotaciones que con 

dieciséis efectivos, se presentaron en la maderera de Avenida Artigas al 2.300. 

Ya más distendido, Lizzi consignó ayer “finalizamos como a las seis y media de la tarde”, agregando que “este tipo de siniestros demanda mucho trabajo y entrenamiento al personal”. 

“Fue un incendio generalizado y en las primeras horas debimos circunscribir el fuego para evitar el peligro a las familias linderas al edificio. Una vez logrado esto, nos dedicamos a extinguir las llamas en un área bastante amplia”.

Como se informó, el abastecimiento de las autobombas se realizó en la Plaza Habib Haddad, de Irazusta al sur, con una bomba que funcionó a pleno cargando con rapidez los vehículos. No obstante y como dijo Lizzi “durante las primeras horas, todos los litros de agua que se tiraban, prácticamente se evaporaban”. 

Aquí agregó que tuvieron el apoyo de un regador municipal y un vecino que se unió a la tarea poniendo a disposición su camión cisterna para el acarreo del agua. 

El jefe de bomberos explicó que hubo dos puntos de ataque: por el frente y la parte posterior del galpón. “Una unidad trabajó sobre la calle y otra ingresó a un patio lindero al local, para trabajar en simultáneo”.

Las dotaciones que llegaron primero al lugar fueron relevadas a eso de las trece, debiendo concurrir también a sofocar incendios de pastizales que se habían denunciado a esa hora.

Volviendo al trabajo hecho, Lizzi consignó “hubo un momento, en las primeras horas, cuando por la gran temperatura que se produjo en el frente del local, donde había maderas acopiadas, que tomó fuego el cableado eléctrico. Se tuvo que interrumpir nuestro trabajo hasta que llegó el personal de la Cooperativa eléctrica, que cortó el suministro para evitar que el personal corriera riesgos de recibir una descarga”.

A esto agregó “nosotros pedimos el corte de gas natural en la zona. Siempre se toman estos recaudos ante el riesgo potencial. El corte se realiza hasta que el fuego se controla y no hay posibilidades de propagación”.

Además, apuntó EL ARGENTINO, debieron tener en cuenta la estación de servicios ubicada a unos pocos metros, y el jefe del cuerpo activo de bomberos dijo “se cortó el suministro eléctrico, se evacuó el lugar, impidiendo la circulación por allí y se pidió la interrupción del trabajo para evitar la evaporación de gases”.

Acerca de cómo inciden los curiosos con su presencia en el trabajo de bomberos, Lizzi dijo “hay gente con ganas de ayudar pero en los primeros minutos, cuando el riesgo es potencial, tratamos que el personal policial nos ayude para demarcar un perímetro de seguridad. Es que la gente, en su intención de ayudar, no mide los riesgos a los que se expone”.

Luciano Lizzi es enfermero y en esta condición, comandó el incendio en comunicación con Oficial inspector, Nicolás Bozzani, a cargo del operativo, desde la guardia del hospital, donde se encontraba trabajando. Cuando estuvo en condiciones de hacerlo, relevó a Bozzani asumiendo la coordinación de los trabajos de enfriamiento del material carbonizado y controlando que cada foco estuviera totalmente apagado.

El despliegue y la respuesta de los bomberos, más allá de las pérdidas que se contabilizan, ha sido una demostración de cómo trabajan estos voluntarios, que para desempeñarse en esta actividad sólo tienen el seguro que abona la provincia y la Asociación que los nuclea.

También en este punto debe decirse que son empleados y que cuentan con el visto bueno de sus empleadores para asistir a estos siniestros sin que esto incida en su situación laboral.

Y además, que se capacitan en forma continua, como lo harán este fin de semana en la instancia organizada para instructores provinciales que se desarrollará en el predio del Club Pescadores.

Lizzi concurrirá en su carácter de jefe del cuerpo activo e instructor provincial de sistema de comando de incidentes y como es de suponer, el incendio de este miércoles ocupará un capítulo dentro del programa establecido.

Coment� la nota