Trabajo de abajo.

"Quiero llegar a Roland Garros en el top 50", señaló Vassallo, quien cerró con todo el 2008.
Martín Vassallo Argüello sacó en los últimos dos meses los puntos necesarios, no sólo para entrar directamente al Abierto de Australia, sino para evitar las clasificaciones en algunos ATP. El 6 de octubre figuraba 114° del mundo; en el último ranking apareció 71°. "Eso me dio mucha confianza para lo que vendrá a principios de año", le dijo Vassallo a Olé. "La ventaja de lo que hice en los últimos meses es que me da todo un año de tener esos puntos como colchón. Hasta octubre tengo todo para sumar", se ilusiona Vassallo, quien a partir de octubre sumó títulos en la Copa Petrobras de Asunción y Buenos Aires, y en Lima. "Cada uno de esos títulos tuvo condimentos distintos. El de Bs. As. fue el más duro y a la vez el más reconfortante. Vilas me dio el premio en casa... Jugué de menor a mayor, y eso me dio la pauta de que no se puede jugar siempre perfecto. Hay que confiar en las armas propias y trabajarlas", reflexionó Vassallo, quien recuperó la confianza de la mano de Ricardo Cano y ahora trabaja con Gabriel Markus. "Ricardo Rivera me recomendó a Richard y no se equivocó, congeniamos y pude aplicar en la cancha lo que pedía. El próximo desafío con Markus es pasar la barrera del puesto 50".

"Quiero jugar bien la gira de polvo de Latinoamérica, para llegar a Roland Garros en el top 50. Ese es el primer objetivo".

Comentá la nota