"Trabajar S.A. tiene la concesión del camping"

“El actual concesionario del Camping Miguel Lillo es el Grupo Trabajar SA”, puntualizó ayer la subsecretaria de Asuntos Legales de la Municipalidad de Necochea, Carola Bertoldi, al ser consultada por la controversia que se generó, al tomar estado público que la concesión de la mencionada unidad fiscal había sido transferida de una empresa a otra firma. Explicó que “tanto el pliego de bases y condiciones de la licitación pública del Camping Lillo como el contrato firmado en su momento con el anterior concesionario, Salasch SA, establecían la posibilidad de transferir la concesión de una persona jurídica o física a otra, siempre que hubiese una autorización municipal”.
La solicitud

“En junio pasado se solicitó al municipio la transferencia de una sociedad a otra”, señaló la funcionaria, al tiempo que agregó que “la solicitud de la transferencia está firmada por apoderados de la empresa Salasch SA, en aquel momento concesionaria del Camping Lillo, y por apoderados del Grupo Trabajar SA”.

Informó que “la transferencia de la concesión fue autorizada por el municipio”, al tiempo que añadió que “hace alrededor de un mes se presentaron en la Municipalidad representantes de Salasch SA, quienes manifestaron no haber autorizado dicha transferencia”.

“La Municipalidad ha actuado conforme a lo que establecen el pliego y el contrato de concesión”, recalcó Bertoldi, quien acotó que “se cumplieron todos los requisitos legales, por lo que el municipio autorizó la transferencia”.

El pliego

Aclaró que el pliego de bases y condiciones del llamado a licitación del Camping Miguel Lillo estipula que la transferencia de la concesión sólo debe ser aprobada por el Departamento Ejecutivo, por lo que dicho trámite no tiene que pasar por el Concejo Deliberante.

El hecho tomó estado público el jueves pasado, al conocerse declaraciones del titular de la firma Salasch SA, Juan José Hirschman, quien manifestó no estar al tanto de la transferencia de la concesión y negó haber autorizado dicho traspaso.

A raíz de esta situación, Salasch SA presentó un recurso administrativo, que fue rechazado en las últimas horas por el Departamento Ejecutivo, según indicó la subsecretaria de Asuntos Legales, quien agregó que “en ningún momento nos pudieron demostrar que los poderes presentados al momento de solicitar la transferencia estaban revocados”.

Comentá la nota