Trabajan en el ordenamiento de viviendas y de la traza urbana en los asentamientos.

En coordinación con el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV), la Unidad de Gestión de Tierras (UGT) inició un fuerte trabajo de relocalización y ordenamiento de viviendas que se encuentran en la traza de calles o veredas, y se dio respuesta habitacional a familias con casas muy precarias.
Gestionando también ante los organismos correspondientes, intervenciones en el completamiento de las redes de infraestructura de servicios como agua, luz, además de apertura de calles, desagües, tramitación de la escritura y el mejoramiento general del asentamiento.

La intervención del brazo operativo de la Subsecretaría de Obras Públicas surge de las demandas y necesidades de posibilitar viviendas dignas, obras de infraestructura y saneamiento ambiental en barrios como Santa Bárbara, Banderas Argentinas I y II y Quebracho.

Desde la Unidad de Gestión de Tierras señalaron que las ocupaciones ilegales de tierras han sido una estrategia repetida, aunque no la única, de resolución habitacional por parte de los sectores populares ante la necesidad de habitar el espacio urbano.

Debido a la lucha y la gestión de los mismos pobladores, así como a la implementación de programas estatales, muchos ocupantes han ido modificando esta condición de "ilegalidad".

En la actualidad y teniendo en cuenta que el problema de la ocupación persiste y se agrava, sostienen que la unidad de gestión trabaja para dar respuestas a esta situación que surge por denominadores comunes como la necesidad de vivienda, la búsqueda de un lugar para vivir, y la falta de acceso a otras alternativas habitacionales dentro del mercado inmobiliario o de programas del Estado.

La condición de ilegalidad en la tenencia de la tierra que une a los asentamientos y la ocupación espontánea, ha llevado a que no se respete el trazado urbano del entorno y de lotes para la ocupación e instalación de las viviendas, que se caracterizan por su precariedad, el alto grado de hacinamiento, y el hecho de que la construcción se ha realizado con escaso ordenamiento espacial.

Es por ello que se han constituido los grupos de gestión barrial, realizado los relevamientos técnico- sociales, así como también, se iniciaron los diferentes tareas de relevamiento físico, planialtimetría, mensura y subdivisión, deslinde y amojonamiento del área por intervenir.

Comentá la nota