Trabajadores de tres cooperativas piden recuperar su fuente laboral

Hubo una protesta en la intersección de Juan B. Justo y José Hernández. "Queremos trabajar y que nos paguen por ello. Nada más", reclamaron los trabajadores.
Desde que la empresa Barilari rescindió el contrato que mantenía con tres cooperativas procesadoras de pescado de Mar del Plata, alrededor de 280 trabajadores que quedaron sin empleo iniciaron una protesta para recuperar sus espacios laborales en el ámbito del puerto.

Ayer a la mañana se inició una movilización con quema de neumáticos en la puerta de la sede donde funcionaban las tres cooperativas que trabajaban para la citada firma, en avenida Juan B. Justo y José Hernández. Los trabajadores reclamaban una deuda salarial y la imperiosa necesidad de recuperar sus fuentes laborales para no sufrir ahogos financieros.

Al parecer, la crisis del puerto es la razón por la cual se cortó el vínculo entre la empresa Barilari y las cooperativas. La imposibilidad de seguir actuando sobre un caladero colapsado y la situación financiera global han afectado y mermado el índice de productividad en el puerto, sector del cual dependen miles de familias.

"La gente está acá porque no puede soportar la falta de trabajo. Durante el último año estuvo pasiva, aceptando las instancias de negociación semanales, pero de la nada Barilari rescindió el contrato con tres cooperativas a pesar que en las últimas horas cargó tres barcos con 16 mil cajones", señaló Roberto Villaola, uno de los afectados por la situación.

En las cooperativas se procesa merluza por sobre todas las cosas, un recurso agotado por la sobreexplotación en los últimos años.

"Este conflicto es viejo y los recursos parecen haberse agotado. La paga se supone era semanal, pero en realidad venía en cuotas, no se pagaba el total. Además, los trabajadores recibían cheque a 60 días, pero de todos modos en los últimos 20 días no obtuvieron nada", se quejó Claudio Camesana, delegado.

"Esperamos que nos atiendan el teléfono. Nos dejaron en la calle sin respuestas pero lo único que queremos es tener la posibilidad de trabajar y cobrar por ello. Nada más", señaló el delegado de los trabajadores.

La protesta comenzó a la mañana temprano y continuó a lo largo del día. Según trascendió, a media tarde se inició una asamblea (a instancias del municipio) entre los trabajadores, representantes de la empresa Barilari, la CTA y delegados del Ministerio de Trabajo. Las partes involucradas en la mesa de diálogo apuntaron a encontrar una solución rápida, eficiente y lo más sencilla posible a este crítico momento.

Protesta en la fábrica San Diego

En la fábrica San Diego, ubicada en Guanahani 4433, también se hizo ayer una protesta con cese de actividades por el despido de un trabajador en las últimas horas, que se sumó a otras 7 cesantías ocurridas en los últimos 20 días. "Fueron despidos sin causa justificada", apuntó Pablo Falkenagen, el último en perder su puesto laboral. "En realidad esperaron a blanquearme para echarme poco después; lo mismo pasó con los demás. Por eso se hizo una protesta con quema de gomas en la puerta de la fábrica y luego también continuaron los reclamos adentro del local", puntualizó el empleado cesanteado, de 22 años, que hacía dos años y medio trabajaba en el mismo lugar donde se desempeñan otros 75 empleados.

Comentá la nota