Más del 50% de los trabajadores del sector gastronómico no están declarados.

La abogada de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronomicos de la Republica Argentina (UTHGRA) de Junín, Roxana Maraviglia aseguró que por las estadísticas que maneja el gremio, más del 50% de los empleados del sector en la ciudad está en negro.
"En Junín el índice de los empleados en negro, supera la planta que de trabajadores regularizados. Entre un 50 y un 60 por ciento se encuentra en una situación irregular", dijo.

La abogada aseguró "un establecimiento como un restáurate, donde tenés un cocinero, un ayudante de cocina, postrero, un lavaplatos, dos mozos y un encargado, hemos constatado que sólo regulariza a tres. La relación es de 3 a 5, es un gran diferencia".

Desde la UTHGRA ya se pidieron inspecciones al Ministerio de Trabajo provincial para Junín, pero por la crisis sanitaria quedaron pospuestas para más adelante.

"En Chivilcoy y Saladillo se llegaron a hacer las inspecciones. Para Junín las solicitudes quedaron pendientes hasta que se regularice la situación de la emergencia".

"Hay distintos programas de regularización del empleo que facilita la puesta en blanco de los empleados" añadió.

"Un esfuerzo

solidario de los

empleadores"

Las declaraciones de la presidenta de la Cámara Hotelera Gastronómica de Junín sobre la tramitación de suspensiones y reducción de jornal del trabajo en algunos establecimientos, puso en alerta a los dirigentes de la UTHGRA, "el empleador tiene que hacer un esfuerzo solidario", aseguró.

Desde la UTHGRA de Junín aseguraron que la crisis en otras ciudades de la zona es mucho más crítica que en nuestra ciudad y que no se produjeron ni despidos ni suspensiones. Ni siquiera se llegó a hablar del tema.

"Las medidas que los comité de crisis tomaron en otras ciudades de nuestra seccional fueron mucho más drásticas que acá. En Chacabuco se cerraron muchos establecimientos, en Bragado solo podía permanecer abiertos hasta las 23, y con solo 20 personas, sin importar las dimensiones del local. y ni siquiera se rozó la posibilidad de despidos o suspensiones del personal", manifestó.

La doctora Maraviglia pidió "un esfuerzo solidario" a los empresarios del sector. "Si estamos más, el trabajador no puede pagar las consecuencias, porque cuando el sector hotelero y gastronómico estuvo bien, no hizo participar en las ganancias al trabajador", sentenció.

Comentá la nota