Trabajadores de la salud marcharon en reclamo de mejoras laborales

Ayer por la mañana casi 150 empleados, entre enfermeros, médicos, auxiliares y mucamas, entre otros, recorrieron el perímetro del Hospital Ramón Santamarina para intensificar su pan de lucha. Están pidiendo el 15 % de aumento, mejores condiciones de trabajo y que los funcionarios del Ejecutivo se bajen los salarios.
Según se resolvió en la asamblea que se realizó el viernes en el Hospital Ramón Santamarina, ayer por la mañana los trabajadores de la salud pública marcharon por las calles aledañas al centro asistencial como parte del plan de lucha que se han trazado para reclamar mejoras laborales.

Pasadas las 10, paulatinamente fueron saliendo del interior del Hospital para ubicarse en primer lugar sobre la calle Paz. Fue así como casi 150 personas al grito de "aumento, aumento" y con palmas comenzaron a hacer sentir su reclamo. En ese lugar, sobre el acceso principal al nosocomio, permanecieron durante cinco minutos y posteriormente comenzaron a caminar rodeando el perímetro del Hospital en sentido de la calle Uriburu.

A continuación pasaron por el sector de la Guardia y siguieron hacia la puerta del Hospital de Niños, Debilio Blanco Villegas, para terminar con su marcha en donde habían comenzado, sobre la puerta principal del centro asistencial.

Como se ha informado, la marcha de ayer por la mañana forma parte de un plan de lucha trazado por los trabajadores y que reclama "un 15 % de aumento salarial. Que funcionarios del Ejecutivo se bajen los sueldos como una muestra de austeridad. Mejores condiciones laborales y, por último, por la dignidad de los trabajadores".

En la víspera, entre los manifestantes se observó la presencia del cuerpo de delegados del Sindicato de Trabajadores Municipales, de personal administrativo del nosocomio, de enfermería, de mucamas, médicos, auxiliares y de trabajadores de la salud de la localidad de Gardey, entre otros.

El reclamo es "porque el sueldo de un empleado municipal hoy no alcanza para nada", decía una de las pancartas que llevaba un grupo de trabajadores, mientras que otra señalaba: "estamos cansados de la falta de respuestas por parte del Ejecutivo".

El malestar de los trabajadores surge a partir de la falta de respuestas por parte del intendente, al reclamo laboral propiciado desde el Sindicato de Trabajadores Municipales hace ya más de un mes.

Como lo habían anunciado en la asamblea del viernes, estuvieron presentes en la marcha miembros de la Cicop. Los representantes de la Asociación de Profesionales, reiteraron que ellos "siempre van a estar a favor de cualquier reclamo que beneficie las condiciones laborales de los trabajadores".

A su turno, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra, explicó que son conscientes que el Ejecutivo les va a decir que "no hay plata". Sin embargo, señaló que actualmente hay funcionarios del intendente están cobrando muy por encima de lo que cobra un municipal.

El gremialista, reiteró que si bien hay allegados al intendente que "trabajan de manera incansable" hay otros "que no se sabe que tarea cumplen". Por eso, sostuvo que están pidiendo mayor "equidad" porque hoy existen empleados comunales que trabajan todo el día y hay otros funcionarios del Ejecutivo "que no se sabe que hacen".

De acuerdo a lo indicado, la idea del gremio es seguir manteniendo reuniones con los distintos sectores para recoger cuál "es el verdadero estado de ánimo de los trabajadores". Según se estima, el malestar es generalizado y, por lo tanto, no se descarta que a la brevedad "los trabajadores municipales realicen una marcha hacia el palacio municipal" para entregarle formalmente al intendente el petitorio con el reclamo.

Comentá la nota