Trabajadores de la Salud endurecen sus reclamos ante la falta de respuestas

En una asamblea realizada en la ciudad de Aguilares resolvieron 'cerrar' las puertas de los centros de salud, dejando como único acceso las guardias de urgencia. El gobernador volvió a pedir una tregua, pero esta vez puso fecha para dar solución, 'marzo de 2010'.
Los trabajadores de la salud autoconvocados, reunidos en asamblea general, que se realizó en el Hospital de la ciudad de Aguilares, ubicada a 80 kilómetros al sur de la ciudad de San Miguel de Tucumán, resolvieron profundizar las medidas de fuerza en el marco del conflicto que mantienen con el gobierno provincial ante la falta de respuestas a sus reclamos salariales y laborales, que ingresará, el lunes, en su semana nº 15 desde que comenzó el conflicto.

La asamblea, que se extendió pasadas las 13, resolvió profundizar el plan de lucha disponiendo, desde el lunes, el cierre de las puertas de todos los centros de salud, quedando sólo abiertos los accesos por las guardias de emergencias.

A la hora de justificar la medida, los representantes de los trabajadores de la salud autoconvocados indicaron que "ante la posibilidad de que se presente gente ajena a los centros hospitalarios intimidando a los trabajadores y para que se evite que se pierdan elementos, se cerrarán las puertas de acceso a los hospitales quedando como única vía de ingreso o egreso las guardias de urgencia, como una forma de tener un mejor control".

"Hasta ahora, a pesar del quite de colaboración se realizaba atención a los pacientes que llegaban a los centros de atención, inclusive a la gente del interior, que tenía otorgado turnos. A partir del lunes no se atenderá en ninguno de los consultorios, para que todo sea canalizado por las guardias, por lo que se determinó en la asamblea, disponer de refuerzos para este sector", lo señalaron los delegados.

Dentro de las medidas dispuestas en la asamblea realizada en Aguilares, también se resolvió no emitir ningún tipo de certificados, la concreción de paros informáticos, no volcar ningún dato estadístico al sistema de salud y convocar a una nueva marcha para el viernes hacia Plaza Independencia.

Desde el Hospital de Niños, la doctora Estela Di Cola aseguró que "dentro de las medidas que se dispondrán desde el lunes es que no se internará a nadie mientras en los hospitales no existan camas. Se terminaron esas situaciones de que se colocaban camillas, sillas o sillones a la par de los internados. Si no hay camas, no se interna a nadie", agregando que "las autoridades se encarguen de darle respuestas a la gente".

Una jornada con acusaciones cruzadas de aprietes

Desde temprana hora, ayer, se vivieron momentos de tensión en distintos puntos de la provincia en el marco de la protesta que llevan adelante los trabajadores de la salud autoconvocados.

A las distintas modalidades de protesta en los principales centros de salud, siguieron una serie de rumores como el que se realizaban tomas pacífica de los trabajadores en el Hospital Nicolás Avellaneda, o en el Hospital de Niños, ambos de la Capital tucumana.

Estos hechos fueron rápidamente desmentidos por los autoconvocados.

A pesar de ello, en el Hospital Centro de Salud, un grupo de trabajadores de la salud, como parte de las protestas realizaron en la mañana de ayer distintas medidas que se tradujeron en la restricción para ingresar a la dirección, al lavadero y al sector de esterilización.

Esto motivó que se produjera una reunión entre los trabajadores con el titular del nosocomio, el doctor Ricardo Figueroa, donde los autoconvocados le reclamaron la falta de compromiso para con la lucha que llevan adelante.

Cerca del mediodía y producto de esa reunión, el titular del Hospital Centro de Salud manifestaba su intensión de presentar su renuncia a su cargo. Esta situación motivó que el secretario ejecutivo del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA), Alberto Sabaj, organizara una conferencia de prensa para "desmentir esta versión".

"Quiero aclararles que el doctor Figueroa se comunicó con nosotros, que si bien estaba recibiendo presiones o charlas con los autoconvocados que les exigían, por otro lado, la renuncia, en ningún momento fue aceptada y eso lo sabe el señor ministro", lo aseguró el funcionario.

"En ningún momento la renuncia fue presentada oficialmente en forma escrita o telefónica al ministerio; puede ser que en algún momento haya tenido un diálogo con los médicos y eso haya generado alguna declaración por parte del doctor Figueroa. Hace minutos he hablado con el doctor Figueroa le he dado la tranquilidad y el apoyo en el cargo", lo dijo Sabaj.

Por otra parte el funcionario denunció que "todos los directores han sufrido este tipo de presiones; pero todos los directores están en plena función. En ningún momento hemos decidido modificar la planta de directores de los hospitales".

El pedido de Alperovich

El gobernador José Alperovich volvió a descartar la posibilidad de mejorar la oferta salarial a los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad, señalando que "estamos arañando para poder llegar a fin de año y cumplir todo. No es que soy un caprichoso y no les quiero dar. La provincia no está en condiciones de darles el aumento que piden y si lo hacemos no podría pagar el sueldo".

Alperovich aseguró que "el gobierno está dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para destrabar la situación con los profesionales, porque yo como gobernador no quiero conflictos, necesito de una provincia en paz y en tranquilidad".

"Agradezco a los médicos por todo lo que nos han dado. Ahora, cuando no hay plata, darles lo que piden es mentirles. No soy un gobernador chanta que dice: levanten el paro les ofrezco esto y a los 30 días no les doy el sueldo. Hemos hecho un ofrecimiento pero ellos piden más, pero no hay plata", lo aseguró el mandatario provincial.

"Diciembre va a ser un mes excepcional en Tucumán, los comerciantes no van a dar abasto y se viene un año 2010 espectacular. Si llueve la provincia va a crecer un montón. La crisis está pasando, por eso les pido a los médicos que arreglemos como están y nos den un tiempito. En marzo vamos a poder arreglar mejor porque se viene una situación mucho mejor que la de este año", se esperanzó Alperovich.

Finalmente el titular del Poder Ejecutivo admitió que se siente "angustiado, porque cuando me levanto a la mañana, pienso que aquí al rico no se lo perjudica, porque va al sector privado, pero mientras tanto no se atiende a la gente humilde", en referencia al paro que se cumplen en los hospitales y centros de salud de toda la provincia.

Comentá la nota