Trabajadores de Sadowa realizaron una sentada para reclamar pagos atrasados

El frigorífico está paralizado desde hace veinte días y adeuda el pago de las dos quincenas de septiembre. El conflicto se suma a medidas de fuerza adoptadas en todo el país para protestar por la crisis del sector cárnico.
Mientras el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne a nivel nacional decretaba el trabajo a reglamento en todos los frigoríficos del país ante el peligro de desaparición de 5.000 puestos de trabajo, más de 350 trabajadores del frigorífico marplatense Sadowa realizaban ayer una sentada frente a la planta ubicada en Constitución al 10.300 para reclamar por el pago de las quincenas de septiembre.

El secretario general del Sindicato a nivel local, Pedro La Cuadra Montiel, explicó a LA CAPITAL que el frigorífico está parado desde hace 20 días y que la empresa incumplió el pago de la garantía (80 horas semanales) establecida por convenio.

"Estamos muy preocupados porque hay una incertidumbre total respecto de la continuidad de la fuente laboral" afirmó La Cuadra Montiel, quien describió que "el frigorífico no tiene materia prima para trabajar ni tampoco recursos financieros para poder adquirirla".

El dirigente puntualizó que en la actualidad el frigorífico cuenta con una planta de 354 operarios a los que se les adeuda un promedio de 800 pesos (dependiendo de la antigüedad y categoría) por cada quincena de septiembre.

En cuanto a la posición de la empresa ante esta situación, La Cuadra Montiel explicó que hasta ayer no habían obtenido una respuesta. "El contador y el gerente nos explicaron que los dueños, Alejandro Sanna y Bárbara Torres, no están en el país y que estarían llegando hoy a la tarde (por ayer). Vamos a ver qué respuestas nos traen" añadió.

Según el dirigente gremial, la actual crisis de Sadowa tiene un orígen mixto, entre sus propios inconvenientes internos y la política aplicada por el gobierno nacional para el sector cárnico.

"La empresa no dispone de capital de trabajo -describió-. No hay dinero para comprar las vacas. Esto significa que aún cuando se solucionara el problema de las exportaciones, este frigorífico no estaría en condiciones de trabajar".

Añadió que el frigorífico cuenta con una porción baja de la cuota Hilton, pero aún así "se estaba trabajando la vaca conserva, manta para Rusia y carne termoprocesada, que es sin cupo, pero aún así la materia prima no está".

Tras lamentar que "no hay una comunicación muy fluida con los dueños. La última vez que estuvimos reunidos, en la que planteamos que este panorama se veía venir, nos dijeron que su intención es seguir trabajando pero a nosotros eso no nos alcanza. Queremos que la gente trabaje y cobre por hacerlo".

Por último alertó que el Sindicato se encuentra en asamblea permanente y que, en caso de no obtener una respuesta favorable en las próximas horas, "posiblemente se intensifiquen las medidas de fuerza".

Situación nacional

La sentada de los trabajadores marplatenses se dio en simultáneo con una medida de fuerza decretada a nivel nacional y que incluyó desde el último viernes hasta las 24 de hoy trabajo a reglamento en todas las plantas frigoríficas. Para mañana, en tanto, se prevé una movilización a la ciudad de San Pedro en apoyo al campo.

Para anunciar estas medidas el secretario general del gremio, Adolfo Silvio Etchehun, dio a conocer un comunicado en el que advirtió que la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la Argentina -Ciccra- amenaza con producir más de 5.000 suspensiones.

"Ante la caída de los precios de cuero y subproductos, los frigoríficos amenazan con despidos a los trabajadores de la industria de la carne" relató el dirigente quien reclamó la aplicación de políticas de carne a largo plazo, la recomposición salarial del 35% a consecuencia de la inflación y la anulación de las suspensiones que estaría por aplicar la industria.

En su texto, el gremio advierte que "la permanente intervención del secretario de Comercio, (Guillermo) Moreno, en la comercialización de la cadena cárnica, e instrumentada esta política por (Ricardo) Echegaray responsable del Oncca, está destruyendo el sector, en beneficio de empresas extranjeras"

Etchehun describió que "los productores ganaderos están liquidando el stock por los precios y por la falta de perspectivas a mediano plazo" mientras que "el sector industrial, por el cierre de exportaciones, la obligación de mantener un encaje de carne en cámara y la caída de los subproductos, prepara planillas de despidos de trabajadores".

"A corto plazo el resultado de todo esto es la desaparición de la cadena cárnica y la importación de carne para consumo interno de Brasil" concluyó el dirigente.

Comentá la nota