Trabajadores de Sadowa podrían cortar Autovía 2

Los jefes de las 340 familias afectadas se mantienen desde hace tres meses con un subsidio de $ 600. Se les adeudan los sueldos desde julio. Aseguran que la situación es "insostenible".
Los trabajadores de Sadowa atraviesan desde hace tiempo una situación que ellos mismos definen como "crítica". Los jefes de las 340 familias afectadas no cobran su sueldo desde la primera quincena de julio y actualmente se mantienen únicamente con un subsidio del Estado de 600 pesos. Días atrás se movilizaron hasta las puertas del domicilio de uno de los directivos del frigorífico en busca de respuestas, pero regresaron con las manos vacías. Este viernes habría una asamblea en la que se espera que se reabra la negociación. Si esto no ocurre, se tomarían medidas más drásticas para intensificar el reclamo, entre las que se encuentran la continuidad de los escraches y hasta un posible corte de la Autovía 2.

"La verdad es que la situación es desesperante y los muchachos lo viven realmente mal", reconoció el titular del Sindicato de la Carne, Pedro Lacuadra Montiel, en diálogo con El Atlántico.

Naturalmente los 600 pesos "no alcanzan" para sostener a una familia. Significaron un alivio hace tres meses cuando los trabajadores no percibían ningún tipo de ingreso, pero hoy, de acuerdo con el dirigente gremial, es "insuficiente" y la situación, "insostenible".

Al respecto, Lacuadra Montiel explicó: "Seguimos con los 600 pesos que conseguimos a través del Ministerio de Trabajo y con alguna ayuda de Desarrollo Social, pero la empresa sigue parada y nosotros sin actividad".

En cuanto a la deuda, el sindicalista indicó que el frigorífico debe el pago el aguinaldo de 2008, el medio aguinaldo de 2009 y los sueldos que van de julio a la fecha. "La paciencia se va agotando", advirtió.

Si bien los ánimos entre los jefes de las 340 familias afectadas no son los más calmados por circunstancias comprensibles, los trabajadores continúan apostando al diálogo antes de tomar medidas más drásticas. Tras la movilización del pasado viernes hasta las puertas de la vivienda de uno de los directivos de la firma, en la que no obtuvieron respuesta alguna, los trabajadores tendrían este viernes una audiencia con representantes del frigorífico para intentar reabrir la negociación.

"Esperemos que se concrete la reunión y se muestren más preocupados por la situación de los trabajadores", dijo Lacuadra Montiel aunque luego, y sin ser pesimista, reconoció: "De todas maneras, no le veo una salida a este conflicto en el corto plazo".

Con respecto a la situación de las familias perjudicadas, el titular del Sindicato de la Carne indicó que "a muchos les han cortado la luz, el gas, y les resulta imposible pagar el alquiler… y ni hablemos de aquellos que tienen que mandar a sus chicos al colegio".

"Somos dialoguistas y esperamos respuestas de la empresa antes de resolver una forma de protesta", añadió. No obstante, Lacuadra Montiel señaló que de no llegar a un acuerdo se decidirá de qué manera se intensificarán las acciones y el reclamo. "Eso lo tenemos que charlar y ver entre todos. Hay quienes quieren seguir yendo a la casa de los directivos para hacer escraches y hay quienes pretenden hacer un corte sobre la Autovía 2. Eso hay que verlo, pero no nos vamos a quedar de brazos cruzados", concluyó.

Comentá la nota