Trabajadores de "la quema" reclaman que las autoridades comunales hablen con ellos

La determinación oficial ya fue tomada: el basural Belisario Roldán se limpia y se cierra. Quienes allí trabaja dicen pese a eso que no se van a ir, y piden que las autoridades den la cara. "Sólo vinieron los medios", dicen.
Unas 15 familias que dependen de su trabajo como pirujas en el sector conocido como la quema, las que hoy volvieron a quejarse, por la falta de presencia de las autoridades comunales, luego de anunciar que el predio se va a limpiar y a cerrar.

"Solo vinieron los medios de comunicación, nadie más, por eso es que pedimos que el señor que salio por la televisión diciendo que nos iban a mandar a los galpones de noroeste, que venga y de la cara", reclaman quienes allí trabajan.

Los trabajadores dicen que ellos ganan por día entre 30 y 50 pesos, y que en cambio, si aceptaran trabajar en la cooperativa de cartoneros – tal como pretende el Ejecutivo-, sólo sacarían unos ocho pesos diarios.

"Hablan y hablan pero acá no viene, que les cuesta venir", se preguntan, al tiempo que agregan que "de esta forma, sin diálogo no estamos dispuestos a cambiar, porque ya estamos acostumbrados a a trabajar en la quema".

Comentá la nota