Los trabajadores portuarios volvieron a protestar

Fueron recibidos por la intendenta Stella Giroldi, y en las próximas horas se reunirían con el diputado Varela y el intendente de Zárate. Cerca de 500 puestos de trabajo están en riesgo por la prohibición impuesta de que las Terminales locales puedan operar con buques con carbonato de sodio.
Trabajadores portuarios llevaron adelante ayer diferentes protestas en reclamo de la medida adoptada por la Aduana que implica la prohibición de descarga y carga de buques que contengan Carbonato de Sodio, en los puertos de Zárate, Campana y Lima. Los trabajadores fueron recibidos por la intendenta de Campana y el lunes se reunirían con el intendente de Zárate, Osvaldo Caffaro.

La segunda jornada de protesta de los trabajadores nucleados en el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos del Bajo Paraná y Delta del Paraná (SUPA), Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles de la República Argentina, Sindicato Encargados, Apuntadores y Afines de la República Argentina (SEAMARA) y la Asociación Argentina de Empleados de la Marina Mercante (AAEMM) y la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FEMPINRA), Seccional Campana-Zárate, comenzó con una reunión en la Aduana Campana, en donde fueron recibidos por un funcionario interino que no pudo dar mayores precisiones sobre el tema, ya que hasta el lunes no asumirá el nuevo titular del organismo.

Desde la puerta de la Aduana, los trabajadores marcharon por la avenida Rocca, acompañados por camiones de empresas de transporte y Agencias Marítimas, afectadas también por la determinación de la Aduana nacional. El grupo con bombos y banderas hicieron oír su reclamo y llegaron hasta el palacio municipal con la intención de ser recibidos por la jefa comunal, quien de inmediato los recibió junto al secretario de Gabinete y Gobierno Oscar Trujillo.

Los representantes gremiales le solicitaron a la intendenta Stella Giroldi, que intervenga en esta situación tratando de interceder ante la Aduana nacional, algo a lo que la jefa comunal no dudó en aceptar, y aseguró que intentará -en conjunto con el intendente Caffaro- tener una respuesta de parte del organismo. "Nos vamos a comunicar con la Aduana para ver porque se tomó la resolución. Si estamos pregonando el trabajo en la zona, no podemos quedarnos de brazos cruzados ante esta situación", aseguró Giroldi, a los trabajadores, quienes le explicaron el alcance negativo que puede tener la medida sino se revierte. Los representantes gremiales le confirmaron que cerca de 500 puestos, entre estibadores, apuntadores, despachantes y transportistas, están en riesgo con esta situación. "Este número hay que multiplicarlo por cuatro, considerando a su familia, así que el impacto puede ser muy grande", aseguraron los representantes, quienes además señalaron que la gravedad de la medida se siente día a día debido a la informalidad del sector, donde todos los trabajadores son jornalizados y ante esta medida "no cobran nada" por estos días.

A su vez, los dirigentes denunciaron que buena parte de las cargas que ingresaban por el puerto de Campana de la sustancia ahora prohibida por el estado, estaban destinado a empresas que fabrican jabones de tocador, que ahora anunciaron que traerán la carga vía Brasil, con el consiguiente costo extra que tendrá esto, el cual será traducido en un incremento del producto al consumidor final.

"Es una decisión arbitraria y violenta hacia los compañeros. Desde el 2003 que este producto viene a la zona, por eso no entendemos porque se descalifica a la Aduana Campana", reclamaron los trabajadores en dialogo con la prensa y anunciaron que continuarán con su reclamo el lunes próximo cuando intentaran reunirse con el intendente de Zárate y con el diputado Jorge Varela, integrante de la comisión de puertos de la Cámara de Diputados bonaerenses, para solicitar también su intermediación.

"Estamos tratando de preservar la fuente de trabajo de los compañeros y también el dinero en tributos que ingresan al país y que ahora podrían irse al Brasil", concluyeron los trabajadores.

Recordemos que el gobierno nacional publicó la medida que recategoriza al puerto de Campana, en el boletín oficial el jueves y de inmediato varios buques que estaban por ingresar a las terminales locales fueron derivados a otros puertos.

Comentá la nota