Trabajadores y el Polo Textil Chaco intentan reactivar hilandería cerrada

Hace tres meses las máquinas hilanderas ubicadas en calle Chacabuco (3) entre Mariano Moreno (14) y Rivadavia (16) dejaron de funcionar. Desde el pasado mes de septiembre, 19 trabajadores han quedado a la deriva, aunque el empresario titular de la hilandería decidió abonar, desde entonces, medio jornal a cada empleado

Además, otras cuatro personas fueron despedidas de la planta.

Teo Gincoff, coordinador general del Polo Textil Chaco, mantuvo una reunión con los trabajadores, mientras asoma la posibilidad de reactivar la planta, considerando que el titular de la firma, habría ofrecido en concepto de indemnización, entregar la totalidad de las maquinarias a los trabajadores para que la hilandería vuelva a funcionar.

Desde septiembre del 2009, Héctor Salthu, empresario hilandero decidió suspender la fábrica del producto en Sáenz Peña y los trabajadores comenzaron a percibir medio jornal en concepto de pago, aunque las máquinas no se volvieron a encender.

Empleados de la hilandería comenzaron a realizar gestiones ante la Agencia de Empleo y lograron llegar hasta funcionarios del Polo Textil Chaco, con la posibilidad entre manos, de acceder a la totalidad de maquinarias propuesta que habría ofrecido el empresario en concepto de indemnización- para reactivar la hilandería.

Teo Gincoff, coordinador general del Polo Textil Chaco, indicó a NORTE que "como primera medida se realizará una investigación profunda sobre la responsabilidad empresarial del titular de la firma, para luego evaluar las condiciones en las que se encuentran las maquinarias que pretende ceder a los trabajadores".

Indicó que se activarán rondas de diálogo con integrantes del sindicato metalúrgico y admitió que "en el sector industrial no habla de personas, sino de familias que dependen exclusivamente de estos ingresos".

Por otra parte, Gincoff sostuvo que "las gestiones apuntarán a que la producción en venta sea sustentable para los trabajadores, por lo que se debe analizar detalladamente el costo operativo que tendrá el producto y se analizará la factibilidad de reactivar la planta".

Máquinas al 30% de su capacidad,

lejos de las épocas doradas

Aunque la oferta del empresario hilandero generó serias expectativas en el plantel de trabajadores, Teo Gincoff aseguró que debe evaluarse el estado operativo en el que se encuentran las maquinarias.

Ricardo Lucena, encargado de planta, indicó que las máquinas que se han ofertado en concepto de indemnización, están en un 30 por ciento de su capacidad total de producción y detalló que los prototipos más actuales, datan del año 1976.

Por otra parte, Lucena indicó que en épocas doradas del algodón y de la economía regional, hacia mediados de los años 90‘, la hilandería producía unas 60 toneladas de hilo, que luego eran utilizados para la fábrica de medias.

Sostuvo además que el costo operativo de la empresa, según números reportados por el titular de la empresa, rondar

Desde Polo Textil manifestaron que en los próximos días se solicitará la intervención inmediata de profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para que corroboren el estado de las instalaciones y evalúen la posibilidad de reactivar la planta.

Teo Gincoff se comprometió ante los trabajadores a poner en conocimiento la situación de la planta hilandera y buscar las estrategias necesarias para reactivar el servicio de los trabajadores.

Comentá la nota