Los trabajadores de la pesca volvieron a cortar la Ruta 3

Debido a que no se produjo ningún tipo de acercamiento entre el sector empresario pesquero, representado por su cámara patagónica, con el paritario sindical, en la mañana de ayer nuevamente los trabajadores de la pesca cortaron la Ruta Nacional 3, al sur de Puerto Madryn, en señal de protesta para que la patronal abone 400 pesos de aumento no remunerativo a cada operario y en repudio a que interpretan que la patronal no acató la conciliación obligatoria decretada por el Ministerio de Trabajo.
Mientras la Cámara Argentino Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) persiste en que resulta insostenible económicamente otorgar un aumento tal como lo demanda la conducción sindical, debido a que internacionalmente el mercado está seriamente deprimido y resulta complejo realizar ventas de productos; por el otro el sindicato endureció su posición y, luego de haber despejado los ingresos a las plantas pesqueras que había mantenido sitiadas la semana pasada, como las empresas no convocaron a trabajar a su personal, decidieron hacer más contundentes las medidas adoptadas.

Alrededor de las 11 de la mañana, luego de haber confirmado que las empresas agrupadas en la CAPIP no convocarían a sus operarios a desarrollar tareas en planta, la mesa de conducción del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) interpretó como violada la conciliación obligatoria y por consecuencia se consideraron habilitados a endurecer el reclamo.

"Una vez que el gremio de la alimentación fue notificado de la vigencia de la conciliación obligatoria, los ingresos a las plantas pesqueras fueron despejados y se permaneció a la espera de la convocatoria al personal, pero eso no ocurrió" planteó el secretario pro-gremial del STIA, Oscar Hughes, por lo que una representación de esa entidad sindical concurrió "ante autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación para formalizar la denuncia contra las empresas por no haber acatado la conciliación obligatoria".

Previamente, "con escribano y representantes de la Secretaría de Trabajo de la Provincia se constató y dejó sentado que las empresas no convocaron a trabajar; pero después, en asamblea, los trabajadores resolvieron instalarse en la ruta hasta que haya una respuesta de parte de las empresas o que alguna autoridad, municipal o provincial, convoque a una reunión con el sector patronal para acordar" indicó sobre el mediodía el secretario pro-gremial del sindicato.

Apareció el Secretario de Pesca de la Nación

Sin que aparentemente hubiera sido previsto con anterioridad, acertó en horario a pasar por el lugar donde los trabajadores y el Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación realizaba el corte de ruta, el Secretario de Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, quien se encontraba en viaje, en su vehículo particular, hacia Puerto Madryn.

El funcionario nacional fue increpado duramente por los trabajadores, aunque luego le habilitaron paso para que continúe hacia Madryn, ante su compromiso de dialogar con las autoridades locales en búsqueda de una solución mediada al conflicto.

Sobre el particular, el secretario pro-gremial del STIA, Oscar Hughes, reconoció que "los trabajadores le reclamaron medidas urgentes contra los empresarios que siguen con beneficios que les generan a nivel nacional y provincial, tal como la última anunciada referida a la ‘eliminación’ de los cánones durante un año. Como únicamente el beneficio es para las empresas y a los trabajadores no les van a otorgar un aumento, entonces la clase obrera seguiremos en la lucha hasta que las empresas se sienten y dejen de robar nuestro recurso y llevarse el dinero a otro país. En los mejores momentos económicos no se acordaron de los trabajadores que estaban explotando. Ahora se quejan del ausentismo".

Al Secretario de Pesca de la Nación "le denunciamos que empresas como el Grupo Vieyra, dejó toda su gente de Madryn en la calle mientras continúa con la extracción de recursos del mar nacional. Se deben tomar medidas urgentes y de una vez por todas, para que quienes inviertan sean empresarios serios".

A dialogar con el Intendente

Por su parte, el titular de la Secretaría de Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, una vez que se le permitió preferencialmente superar el piquete sobre la Ruta Nacional 3, se dirigió directamente hacia el edificio municipal "para dialogar con el Intendente" Carlos Eliceche.

El funcionario, reconoció que "la situación es ‘tirante’, pues hay empresas que han arreglado" incrementos de sueldos con sus empleados "y otras que no lo han hecho todavía". También están aquellas que "han firmado convenios en otras provincias que no están cumpliendo", agregó en un intento de graficar la complejidad del escenario pesquero en esta zona de la Patagonia.

En su análisis, hizo hincapié en que se trata de la segunda semana en que hay medidas de fuerza en el sector pesquero de la ciudad, lo que inmediatamente lleva al recuerdo del extenso paro que la ciudad vivió durante el año 2005. Sobre el particular, Yauhar remarcó que "no conviene tener conflictos tan extensos", pues "no sirven para nada, se resquebrajan las relaciones entre trabajadores y la empresa, y se rompen las cadenas de pago. Lo que hay que hacer" para evitar un nuevo caso como el de aquel año, "es sentar a los trabajadores con las empresas hasta encontrar una solución".

Regresaron a las puertas de las empresas

En horas de la tarde, una vez que se conoció la posibilidad de concretar un encuentro entre la dirigencia gremial, con el Secretario de Pesca de la Nación Norberto Yauhar y el Subsecretario de Pesca de la Provincia Hugo Steconi, quienes realizaban el piquete sobre la Ruta Nacional 3 decidieron levantar el piquete, rehabilitar el tránsito normalmente y dirigirse a quemar neumáticos en los portales de ingreso a las plantas de procesamiento ubicadas en el Parque Industrial Pesquero de Puerto Madryn.

Comentá la nota