Los trabajadores del Parque industrial coparon el patio del CAP con su reclamo

Los obreros industriales, el quintelismo y el bederismo se movilizaron en el acto. El patio central del CAP mostraba un lleno total en la noche de ayer.

A diferencia de su visita como candidata en octubre del año pasado, Cristina Fernández fue recibida por mucha gente en la ciudad Capital. Tal como estaba previsto, la mayoría de los presentes eran trabajadores de las empresas instaladas en el Parque industrial, quienes se diferenciaban por los colores de sus remeras y gorras que habían referencia a la empresa a la cual pertenecían.

"Promoción, promoción", fue el grito que repitieron los trabajadores industriales durante todo el acto, y el momento de mayores aplausos de la noche fue cuando la mandataria nacional hizo referencia al tema.

La CGT repartió volantes en donde destacaba la importancia de la Promoción industrial para el desarrollo económico de la Provincia y para sostener el trabajo en el sector privado.

Entre los sectores políticos presentes se destacó el quintelismo, que con cánticos y banderas vivó más al Intendente que a la propia Presidenta.

El quintelismo movilizó varios colectivos, que estaban identificados con números en sus vidrios. También fueron asignados a la movilización unidades del transporte urbano de pasajero.

En tanto que el bederismo estuvo presente con banderas y pasacalles instalados en todo el predio en donde se concretó el acto.

Llamó la atención la ausencia de militantes del lunismo, quienes no estuvieron presentes en el encuentro político de anoche.

Calor

El principal tema de conversación en la larga espera de la llegada de Cristina Fernández fue el calor.

Música y una pantalla gigante dieron el contexto a la primera visita de la presidente desde que asumió en diciembre pasado. Una de las causas en la demora del inicio del acto fue que los militantes no bajaban los carteles, para que la transmisión televisiva pudiera captar a toda la gente que estaba presente en el acto.

Al finalizar su discurso, la presidenta saludó a los riojanos que estaban en la primera fila luego de las vallas. Mientras que en la puerta de la residencia se generaron incidentes con grupos de ambientalistas que protestaban en el lugar.

Comentá la nota