Los trabajadores de la Papelera rechazaron una propuesta de pago

Ayer en el Ministerio de Trabajo no se aceptó un ofrecimiento realizado por la empresa para abonar parte de la deuda que mantiene. Los empleados continúan en retención de tareas y reclaman por el pago de dos quincenas y dos sumas de 300 y 120 pesos, respectivamente, según dijo a El Tiempo el delegado Elisén Pereyra.
La empresa que hoy administra la Papelera Azuleña hizo un nuevo ofrecimiento económico a los trabajadores, pero éstos lo rechazaron. La presentación se efectuó en la delegación local del Ministerio de Trabajo.

Este diario dialogó con Elisén Pereyra, uno de los delegados de los trabajadores, quien dio detalles de lo acontecido.

"La empresa no ofreció abonar una quincena más 300 pesos que debió habernos dado en la primera quincena de diciembre y también una deuda de un preacuerdo de 120 pesos".

Pereyra señaló que los trabajadores realizaron una asamblea para analizar este ofrecimiento y que en ella se decidió no aceptarlo.

Afirmó que "la gente no está de acuerdo con ese ofrecimiento, decidimos rechazarlo y mantenernos con la medida de fuerza que estamos cumpliendo".

Los trabajadores determinaron que no van a volver al normal cumplimiento de sus tareas hasta que no se les abone gran parte de la deuda que la firma mantiene con ellos.

"No vamos a arrancar hasta que no se nos paguen las dos quincenas, más los 300 y los 120 pesos que nos deben", dijo Pereyra.

"La empresa nos ofrece pagar una quincena, más los otros 120 pesos para que arranquemos, pero nosotros queremos como mínimo dos quincenas más los 300 y los 120 pesos", agregó.

Un agravante de esta situación es que ya se está cerrando otra quincena, con lo cual ya serían tres las adeudadas desde el momento en que volvieron a arrancar.

Los trabajadores se mantienen con retención de tareas por la falta de pago, aunque el delegado remarcó que "en un primer momento fue la empresa la que decidió parar, no nosotros. La fábrica la pararon ellos".

Con este método de protesta los empleados se presentan a trabajar, permanecen en la Papelera, pero sin producir.

El trabajador destacó que "todo lo que nosotros hacemos es a través del Ministerio de Trabajo, porque hubo un malentendido en el que decían que se había acordado con algunos delegados y con otros no. Eso no es así, porque todos los acuerdos con en el Ministerio de Trabajo".

Elisén Pereyra dijo que la preocupación por la fuente de trabajo sigue latente y va en aumento. "El tiempo sigue pasando y no vemos que la fábrica pueda seguir. Eso es una preocupación seria porque hay muchos compañeros que están en una extrema necesidad", indicó.

"Para nosotros, la única salida es que nos paguen lo que nos deben, que la fábrica empiece a andar y así van a aparecer las soluciones", señaló.

El delegado de los trabajadores contó que los representantes de la empresa les han dicho que tienen posibilidades de ventas, pero que ellos esperan que se les abone lo que les deben.

En la actualidad son 25 los trabajadores que vienen soportando estos desencuentros con los empresarios.

Pereyra dijo que "si esto sigue así, vamos a tener otra fábrica abandonada. Eso es lo que no queremos, por eso pedimos como mínimo esas dos quincenas que nos deben".

"Con eso vamos a poder afrontar los pagos mínimos, de servicios y las deudas que tenemos desde el año pasado. En el último año sólo hemos podido trabajar cuatro meses, nomás", finalizó.

Elisén Pereyra, delegado de los trabajadores de la Papelera, informó que rechazaron una propuesta de pago presentada por la empresa.

Comentá la nota