Los trabajadores municipales realizarán nuevas medidas de fuerza

Funcionarios provinciales y trabajadores municipales de la provincia volvieron a reunirse en el marco de la conciliación obligatoria. Sin embargo, las negociaciones no dieron frutos por lo que la posibilidad de un nuevo paro quedó firme.
"Seguiremos discutiendo por medio del derecho constitucional: la huelga" aseguró el dirigente de Festram Claudio Leoni. En el plenario de delegados, se resolvió cesar en las actividades los días martes 28 y miércoles 29 de octubre. También marcharán al sur provincial.

Las reuniones programadas entre los representantes de la Festram y los intendentes y presidentes comunales en el marco de la Conciliación Obligatoria no arrojaron avances, por lo que el paro volvió a posicionarse en el centro de la escena.

Una vez finalizada la audiencia que intento acercar las partes en las negociaciones salariales, el titular de Festram, Claudio Leoni, indicó que el acuerdo entre las partes no fue posible por lo que "hemos quedado liberadas". Al ser consultado sobre los motivos del fracaso de las negociaciones, el gremialista explicó que por parte de los Municipios y Comunas "se siguen manejando las mismas cifras, hubo una leve mejora, pero lejos de la que pretendemos".

Con la falta de acuerdo se desarrolló el plenario de delegados de Festram, en el que se decidió el quite de colaboración durante los días martes 28 y miércoles 29 del corriente, y una marcha hacia la ciudad de Rosario el mismo martes.

Por su parte, mediante un comunicado, la dirigencia de Asoem manifestó que "culminaron las negociaciones en el Ministerio de Trabajo sin arribar a ningún acuerdo entre las partes" y que "el ofrecimiento realizado por los intendentes y presidentes comunales fue de una recomposición salarial del 7% sobre la escala vigente a partir del mes de octubre de este año, para llegar a 8% en enero del año próximo, a lo cual los representantes de Festram manifestaron su rechazo por considerarla insuficiente".

A su turno, también en un parte de prensa, la Festram “destacó el esfuerzo y la actitud del Ministerio de Trabajo en la búsqueda de una solución al conflicto”, pero calificó a la propuesta de los intendentes como “inalterable” y que “busca distorsionar porcentajes y formas de pago pero sin acercarse al reclamo de los trabajadores”.

En cuanto a la continuidad de las acciones, indican que el plenario de secretarios generales se reunirá el viernes 31 para profundizar el plan de lucha, confirmando el reclamo de un aumento no inferior a $120 y un 10% de los salarios vigentes, ratificando que este pedido es retroactivo al mes de agosto.

Por su parte, desde la Municipalidad de nuestra capital se “lamentó” que “por una muy pequeña diferencia porcentual, los trabajadores hayan privilegiado la medida de fuerza”. En ese sentido se pronunció el secretario de gobierno, José Corral, quien indicó que “hicimos una oferta concreta del 7% a los básicos de los sueldos que se están pagando, a abonar en la próxima liquidación del mes de octubre. Decidieron no acordar e ir a un paro, que entendemos es desproporcionado, en un momento en el que se está discutiendo en el país las consecuencias de la situación internacional, es hora de privilegiar el acuerdo y aceptar esta propuesta”.

En este sentido, el funcionario destacó los esfuerzos de los Municipios y las Comunas para ofrecer aumentos en el marco de restricciones muy importantes de recursos y ante la postergación de la reforma tributaria provincial. Además recordó que la discusión de una oferta inicial era de un 5% contra un reclamo del 8.5% que hacían los sindicatos. “Estamos en el 7%, que implica un gran esfuerzo para las administraciones locales” agregó.

Finalmente comunicó que será tarea de los paritarios “ver qué decisiones se toman” debido a que el paro de actividades se producirá en medio de la dictada conciliación obligatoria. “El Ministerio (de Trabajo de la provincia) evaluará qué herramientas tiene para hacer cumplir estas decisiones” evaluó Corral.

Comentá la nota