Los trabajadores de Mina El Aguilar rechazaron nuevamente la propuesta de la empresa

La solución al conflicto laboral suscitado en Mina El Aguilar se torna cada vez más complicada ya que se agota el tiempo de la conciliación obligatoria dispuesta por la Dirección Provincial del Trabajo y las posiciones no logran acercarse. Tanto la Asociación de Obreros de la Mineria Argentina (AOMA El Aguilar) como el directorio de la empresa mantienen posturas inflexibles respecto al cambio de la jornada laboral, pautada en 14 días corridos de trabajo por 7 de descanso con una extenuante jornada de 10 horas y media en el fulgor de la crisis económica internacional, y que hoy los trabajadores pretenden normalizar retornando las 8 horas establecidas en la ley laboral.
Pese a que la empresa va mejorando paulatinamente las ofertas, cediendo en algunas cifras que aumentan los salarios, los mineros tomaron como una burla la rebaja de 15 minutos que propuso la empresa a la extensa jornada mencionada.

Así le indicó a Jujuy al día el Secretario General de AOMA El Aguilar, René Carlos Trejo, quien dejó a consideración de las bases la propuesta llevada por el directorio, recibiendo un enérgico rechazo.

Trejo comentó que en la reunión mantenida en privado el pasado martes la empresa propuso cambios a su oferta inicial, accediendo a liquidar la asignación fija del 20 % de zona desfavorable, solicitada ya en 2009 y se hizo efectivo en los últimos días. La cifra corresponde al sueldo básico de la suma no remunerativa. "De todas formas este era un tema que no formaba parte de las conversaciones en las audiencias de conciliación obligatoria" remarcó.

En cuanto al tema central del conflicto, se ofreció la reducción de sólo 15 minutos, estableciendo una jornada de 10 horas y 15 minutos en lugar de 10 horas y media, lo cual terminó siendo irrisorio para los trabajadores por la ínfima cantidad de tiempo. "Fue tomado por la asamblea como una burla".

También se incluyó en la propuesta un plan de trabajo para la concreción de una chimenea de ventilación, un pedido que data de hace tiempo. En este sentido el directorio se comprometió a realizar esta obra, aunque igualmente, según Trejo, la gente mostró desconfianza, ya que el plan propuesto fue ideado en 2005 y no fue concretado desde esa época, por lo cual los trabajadores no ven la razón por la cual la situación pueda ser distinta en este momento.

Además se intentó mejorar la oferta económica, antes pautada en una recomposición salarial de $90, y que ahora haciende al equivalente a 15 horas de trabajo, que dependiendo de la categoría del trabajador oscila entre $111 y $178. Pero tampoco fue aceptado por los trabajadores.

La insistente negativa de parte de los mineros corresponde a que la principal dificultad estriba en la irregular jornada, dada su extensión horaria. Trejo explicó que "las propuestas están bien pero se desvían del eje de la cuestión. Lo que se pretende es el retorno a las 8 horas de jornada laboral".

De manera que la disyuntiva parece hacia el conflicto. "Haremos formal la respuesta de la asamblea en la próxima reunión de conciliación obligatoria. Allí no sabemos que determinación tomarán las autoridades laborales, porque el planteo central es que se vuelva a las 8 horas de trabajo".

En vista de las firmes posturas, los magros resultados surgidos en las negociaciones, nadie puede asegurar que no vislumbren nuevas medidas de fuerza.

Comentá la nota