Trabajadores de ATE marcharon y renovaron sus reclamos

Denunciaron "desmantelamiento en hospitales y centros de salud de la provincia", en el marco de un paro de 24 horas.
Trabajadores enrolados en el gremio ATE realizaron ayer un paro provincial de 24 horas con movilización en defensa del sistema público sanitario y denunciaron el "desmantelamiento que existe en los hospitales y centros sanitarios de la provincia".

"Los establecimientos asistenciales del norte no tienen gas y los del sur no pueden comunicarse por teléfono con sus colegas de otros hospitales", reiteró ayer, Baltazar Álvarez, delegado de la Junta Interna de ATE en el hospital Castro Rendón.

A esto, el ministro de Salud, Daniel Vincent, respondió que "no es cierto que no tengan teléfono. Lo que hicimos fue restringir el cupo porque no puede ser que un centro de salud haya gastado hasta 2 mil pesos mensuales por este servicio".

El funcionario provincial sostuvo, además, que el problema del gas se focalizaba en dos localidades (Manzano Amargo y Coyuco- Cochico), aunque la situación ya está siendo normalizada, mediante la reposición de los zepelines.

La falta de medicamentos y de recurso humano también fue objeto del reclamo. Más allá de la situación hospitalaria, el secretario general de ATE, Ernesto Contreras, exigió al Ejecutivo Provincial que pague al Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) los 300 millones que le debe a la obra.

Además solicitó que a los jubilados se les restituya el 20 por ciento de zona y se recompongan los salarios de 12 mil estatales. Si no hay respuestas, previó que las medidas se profundicen en los próximos días.

La movilización partió del Hospital Regional hacia el Ministerio de Salud, donde se encontraron con que los portones estaban cerrados. Luego, se movilizaron al ISSN y al IADEP.

Comentá la nota